+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Gastronomía

 

HASTA EL 15 DE DICIEMBRE

El deleite del aceite y los frutos secos de Castellón

La sexta edición de las Jornadas Gastronómicas del Aceite y los Frutos Secos tiene lugar en nueve restaurantes de seis municipios de la provincia

 

El aceite de Castellón es, junto a la trufa, es un tesoro gastronómico de la provincia. - MEDITERRÁNEO

ADRIÁN BACHERO
28/11/2019

Crema de coliflor verde con yogur de oveja, avellana caramelizada y tosta de queso; pescado blanco marinado en aceite de oliva virgen extra del Maestrat; potaje de garbanzos con bacalao y su picada de almendra; y pierna de cordero asada con puré de castañas son solo algunas de las delicatesen que los comensales ya han degustado en las concurridas Jornadas Gastronómicas del Aceite y los Frutos Secos en la provincia.

Esta sexta edición de la iniciativa tendrá lugar hasta el 15 de diciembre en nueve restaurantes de Catí, Cervera del Maestre, Culla, Rossell, Sant Mateu y Traiguera. Los menús tienen unos precios que oscilan entre 25 y 30 euros, y en ellos se pueden degustar platos tanto tradicionales como recetas innovadoras que han preparado los restauradores.

Dieta mediterránea

El aceite, símbolo por excelencia de la dieta mediterránea, tiene en la provincia de Castellón uno de sus santuarios y su cultivo, junto con el de los frutos secos, cuenta con una larga tradición en estos municipios y conforman la sólida base sobre la que se sostienen estas jornadas que harán las delicias de los aficionados a la buena mesa que vayan hasta allí.

Además de las recetas citadas, en estas jornadas se podrán degustar estupendas elaboraciones como: suprema de merluza con crema de espárragos y almendra; arroz de senderillas y muslo de codorniz confitado; ensalada de pulpo con balsámico y frutos secos; confit de pato con frutos secos y manzana, y setas y alcachofas de temporada escabechadas con parmentiere de trufas y salsa de huevos fritos con bocabits.

Entre los postres destacarán obras de arte como helado de queso de cabra con trampantojo de trufa rallada, higos secos y galleta de músico; leche de oveja cocida con rumble de avellanas; helado de aceite de oliva y torta de almendra marcona y clemenules, entre otras propuestas.

La mayoría de estos menús se acompañan de vinos de Castellón que maridan perfectamente con los platos que los componen.

La buena mesa

Además de degustar la buena gastronomía y participar de todo lo que Castelló Ruta de Sabor pone a disposición de los amantes de la buena mesa a través de estas jornadas gastronómicas, las mismas proporcionan la oportunidad de conocer el rico patrimonio histórico y natural de estos municipios, pasear por sus calles, realizar compras de los productos típicos de los mismos e imbuirse del ambiente acogedor en estos días de otoño conlleva.

Participar en esta iniciativa hará que los comensales vuelvan a su hogar con el grato recuerdo de la buena gastronomía que estos municipios de la provincia de Castellón ofrecen. Cabe destacar, sin duda, que el patrimonio alimentario es uno de los productos más interesantes de la oferta turística provincial y que cada vez se potencia más, gracias a las acciones de los entes públicos.

Temas relacionados