+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Gastronomía

 

UNA DELICIA AUTÓCTONA

El sabor inigualable del roscón de Reyes más 'castellonero'

Esta 'delicatessen' culinaria puede estar rellena de nata, trufa o crema pastelera, pero en Castellón, el ingrediente principal es el boniato.

 

Las panaderías del Gremi de Forners elaborarán estos días miles de roscones. -

R. D.
02/01/2020

Las fiestas navideñas encaran su recta final después de la Nochevieja, pero todavía queda lo mejor: la llegada de los Reyes Magos. Y no hay noche de Reyes que se precie sin el delicioso roscón que elaboran estos días los maestros artesanos de panaderías y pastelerías de Castellón.

Los roscones que se crean en Castellón son genuinos y se elaboran con ingredientes de primera calidad y siguen a rajatabla las recetas tradicionales que han elevado este producto a la categoría de delicatessen culinaria. Su sabor inigualable y el aroma a azahar lo hacen inconfundible.

A continuación te contamos una de las recetas típicas:

INGREDIENTES: 650 g de harina de fuerza; 250 ml de leche tibia; 25-30 g de levadura fresca; 120 g de azúcar; 120 g de mantequilla; 2 huevos y 1 yema; 10 g de sal, 2 y 1/2 cucharadas de agua de azahar; piel rallada de 1 limón grande; 1 naranja; frutas escarchadas al gusto; azúcar; 1 huevo batido; y figuritas horneables.

ELABORACIÓN: Mezclar, en primer lugar un poco de los 250 ml de leche tibia con 2 o 3 cucharadas de la harina de fuerza. Añadir 25-30 gr de levadura fresca desmenuzada y remover. Tapar y dejar fermentar unos  20 minutos en un lugar cálido para que fermente. Una vez la masa de arranque ha fermentado, en un bol grande añadir el resto de la harina y agregar el resto de ingredientes: azúcar, ralladura de limón y naranja, sal, leche, 2 huevos, azúcar, la masa de arranque del recipiente fermentado, el agua de azahar y por último la mantequilla. Remover hasta que quede una masa homogénea.

Enharinar una superficie lisa y amasar durante unos minutos con nuestras manos la masa para darle  forma, la guardar en un recipiente hermético y tapar. Después de un par de horas la masa debe haber crecido aproximadamente el doble. Sacar del recipiente y en una superficie lisa enharinada, amasar de nuevo y poco a poco darle forma de roscón. Dejar nuevamente reposar durante aproximadamente una hora , un buen truco es encender el horno previamente a 50°C y apagarlo, y meter el roscón en el horno apagado para que se mantenga caliente.

Finalmente, se puede pintar con huevo y decorarlos al gusto, por ejemplo, con fruta escarchada, naranjas confitadas, almendras laminadas, azúcar glass... Si se quiere, añadir una figurita, es el momento de esconderla bien dentro de la masa. Una vez está decorado, meter en el horno precalentado a 18o°C durante unos 20 minutos. Dejar enfriar y listo.

Temas relacionados