+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Gastronomía

 

SU RECETA ES UN GRAN SECRETO

Vermut, un clásico que vuelve a estar de moda

Este vino, que se prepara con especies y hierbas aromáticas para despertar el apetito y preparar las papilas gustativas, está muy arraigado en España

 

La hora del vermut es una costumbre muy arraigada en Castellón. - FERNANDO GIMENO

FRANCISCO González Yuste
29/11/2019

El vermut se puede definir como un vino fortificado y tomado generalmente como aperitivo, muy arraigado en España. Este vino, que había cedido terreno en los últimos años a otras bebidas, actualmente vuelve a estar de moda. De hecho, muchas bodegas se han sumado a las marcas que había en el mercado con elaboraciones singulares, producidas en su mayoría por pequeños artesanos.

La forma de preparación de este vino es a base de especies y hierbas aromáticas, ligeramente amargas, que despierta el apetito y prepara las papilas gustativas para disfrutar de los alimentos que vienen a continuación.

El vermut es originario de la ciudad italiana de Turín y se empezó a elaborar a finales del siglo XVIII. Fue creado por un mercader para las señoras de la alta sociedad de la época, ya que el vino se consideraba una bebida demasiado tosca para sus delicados paladares. Se hicieron diferentes preparaciones y la más exitosa fue la preparada con infusión de hierba, especies y un poco de brandy. Resultó ser una bebida de gran éxito. Se le llamó vermouth por uno de los ingredientes que se usó para su preparación. A este aperitivo se le conoció como rojo o rosso debido a su color.

Otros historiadores y estudiosos sitúan su origen en el Mediterráneo. El vermut blanco empezó a producirse a principios del siglo XIX en Francia. Desde entonces, se han creado diferentes tipos y las recetas son uno de los mejores secretos.

Varios tipos de uvas

La elaboración más común es la que se hace con una base neutra de alcohol realizada con varios tipos de uvas. Este vino blanco es poco alcohólico y se suele añejar. Se le agrega caramelo para que tenga color y azúcar, especialmente para los dulces, y luego se le infusionan las hierbas y las diferentes especies que pueden llevar, clavo, canela, quinina, cítricos, manzanilla, jengibre, cardamomo, enebro, mejorana y cilantro, entre otros. En los mercados municipales se venden vermuts de todos los tipos.