+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

"PATOCHADA" DELUXE

Álvaro de Marichalar, expulsado de Sálvame por sus "gilipolleces" sobre Cataluña

El aristócrata se encierra en un monólogo sobre el 'procés' para evitar dar su opinión sobre los reyes

 

Álvaro de Marichalar, expulsado de Sálvame por sus "gilipolleces" sobre Cataluña - SÁLVAME DELUXE (TWITTER)

EL PERIÓDICO
15/10/2017

El aristócrata Álvaro de Marichalar protagoniza otro polémico episodio y es expulsado por Jorge Javier Vázquez de 'Sálvame Deluxe'. El excuñado de la infanta Elena ha visitado el plato del programa de 'Telecinco' para comentar la actualidad política y en quince minutos ha conseguido acabar con la paciencia del presentador. El motivo ha sido su obcecación en hablar de la situación política en Cataluña, a la que se ha referido tildando al independentismo de "nuevo nazismo", ignorando las preguntas de Jorge Javier y sus colaboradores sobre si los reyes eran o no de su agrado.

"No voy a soportar que estemos aquí hablando y este tío esté diciendo gilipolleces", con este comentario ha cerrado la entrevista Jorge Javier con Álvaro de Marichalar, que no ha abandonado el plató, pero se ha quedado en silencio el resto del programa. El presentador, visiblemente enfadado, ha calificado de "patochada" el monólogo del aristócrata y lo ha equiparado al episodio descrito por la periodista Sabina Urraca, en el que, según la versión de ella, el noble no calló en las dos horas y media de trayecto que compartieron en coche a través de la plataforma BlaBlaCar.

En la manifestación del 8-O
Esta polémica en el programa 'Sálvame Deluxe' es el último episodio controvertido de una larga lista. Sin ir más lejos, Álvaro de Marichalar acudió a la manifestación contra la independencia de Catalunya del pasado 8 de octubre clamando que "el independentismo es el nuevo nazismo, el nuevo comunismo". El vídeo en el que aparece gritando dichas consignas y vestido con la segunda equipación de este año del Fútbol Club Barcelona, una camiseta azul celeste a la que había bordado en el pectoral derecho un escudo del Real Madrid, no tardó en difundirse por las redes.