+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Un documental indigna a Enrique y Guillermo

El especial sobre Lady Di sugiere que la princesa intentó suicidarse cuatro veces

 

Diana de Gales, en una imagen icónica. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
11/05/2020

Como en tiempo de primavera todas las flores florecen, a la familia real británica le ha florecido una nueva polémica, en esta ocasión en forma de documental sobre la icónica figura de Lady Di.

Según el diario The Sun, la productora DSP está elaborando un documental en el que se incide en los altibajos emocionales de Diana Spencer y en el que se afirma que la mujer de Carlos de Inglaterra intento quitarse la vida en cuatro ocasiones. Con el título provisional de Being Me Diana (Siendo yo Diana), el ya polémico trabajo investiga en la convulsa vida emocional de la princesa de Gales, marcada por el divorció de sus padres, su salto a la fama mediática desde el más anodino de los anonimatos, su infeliz matrimonio con el heredero británico, su posterior divorcio, sus trastornos de alimentación y su relación de amor y odio con la prensa británica.

Compuesto de cuatro entregas que serán distribuidas por la plataforma Netflix, el trabajo, que se cuestiona la salud mental y revela cuatro supuestos intentos de suicido de Lady Di, aporta el testimonio de personas cercanas al círculo de la princesa así como imágenes antes nunca vistas de los discursos de Diana de entre los años 1990 y 1992. Por el contrario, tanto la familia real británica como la familia Spencer han rechazado participar en el reportaje y han mostrado su profundo malestar por su contenido, que incide una vez más en los aspectos más privados y personales de Lady Di.

«Guillermo y Enrique están enojados y molestos», comentó una fuente a The Sun. Y al parecer quien más indignado está es el principe Enrique por su relación con Netflix, ya que colaboró en la presentación de un capítulo del programa infantil Thomas and Friends: The Royal, en el que su padre y su abuela aparecen como personajes de animación.

Enrique siempre ha sido muy crítico con el trato de la prensa con su difunta madre, así, en el 20º aniversario de su muerte, el joven denunció la persecución de los paparazi a Diana.

«Una de las cosas más difíciles de aceptar fue que los fotógrafos que la persiguieron en el túnel fueron los mismos que la fotografiaron mientras se estaba muriendo dentro del coche», denunció. En otra ocasión, tanto él como su hermano Guillermo desvelaron haber visto a su madre «profundamente angustiada» en los años previos a su muerte por el acoso de los paparazi que la esperaban «como si fuera un paquete cada vez que salía». «Una manada de perros, que la siguió, la persiguió, la acosó, la llamó, la escupió y trató de obtener una reacción airada para conseguir un fotografía», declaró con dureza y amargura Guillermo en un documental.

Todo apunta a que Being Me Diana será una flor de primavera más en el real jardín británico, después de que Enrique y Meghan Markle renunciaran a sus funciones como miembros de la monarquía.

Mientras, Enrique y Meghan siguen con sus vidas. Archie Harrison Mountbatten-Windsor, Archy para la prensa, cumplió este miércoles su primer año de vida. Y ese día fue, sobre todo para sus padres, Enrique de Inglaterra y Meghan Markle, muy distinto de cómo fue su nacimiento. Ya no son altezas reales ni viven en Windsor, sino en Estados Unidos después de pasar unos meses en Canadá. Muestra de ello es el vídeo solidario y casero que la pareja publicó en los perfiles en las redes sociales de la oenegé Save The Children con la que ambos colaboran.