+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

INVESTIGACIÓN EN MARCHA

La familia de George Michael, indignada por la filtración de la llamada a emergencias tras su muerte

"He intentado reanimarlo desde hace una hora... Se ha ido", se escucha decir a Fawaz

 

Recuerdos de los fans en las puertas de su domicilio. - AP

EL PERIÓDICO
13/02/2017

La familia del músico británico George Michael ha pedido que se abra una investigación para esclarecer cómo la llamada telefónica a emergencias que hizo su pareja, Fadi Fawaz, el día de su muerte se ha filtrado a los medios del Reino Unido. A esta filtración se une el hecho de que la familia todavía no ha podido enterrar al cantante, que falleció el día de Navidad a los 53 años.

En un comunicado, los familiares de Michael aseguran sentirse "verdaderamente horrorizados” por la divulgación del audio, en el que el peluquero Fadi Fawaz describe a Michael estirado en la cama, fallecido. “La familia y amigos de George están extremadamente disgustados porque una grabación tan personal, dolorosa y claramente confidencial se haya filtrado”, aseguran los familiares.

"He intentado reanimarlo desde hace una hora... Se ha ido”, dice Fawaz en el audio, roto de dolor. “Creo que está muerto”, “no respira”, contesta a preguntas de la persona que lo atiende. “Está frio, azul, rígido”, prosigue.

En el audio descarta que la reanimación pueda ayudar en algo y pide que alguien acuda “lo antes posible”. “Cuando vengan, que intenten lo que quieran”, apunta igualmente. En el tramo final de la llamada, la operadora le pide que no manipule el cuerpo, puesto que su muerte tiene que ser verificada.

El novio del artista encontró el cuerpo sin vida en su residencia en Goring-on-Thames, en el condado inglés de Oxfordshire. Se cree que Michael falleció a causa de un fallo cardíaco y hasta la fecha se ha descartado que haya habido alguna circunstancia “sospechosa” en su muerte. La autopsia practicada a Michael ha arrojado resultados “no concluyentes”, por lo que se llevan a cabo nuevas pruebas que aún no se han divulgado.