+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FESTIVAL DE LA CANCIÓN EN TEL-AVIV

La favorita Holanda gana Eurovisión 2019 con España 22

El voto del público trastoca las intenciones de los jurados profesionales y dan la victoria a una balada intimista

 

Duncan Laurence en la final de Eurovisión. - EL PERIÓDICO

CARLES SAVALLS
19/05/2019

Sin sorpresas! Holanda ha ganado esta noche el festival de Eurovisión 2019 gracias a las votaciones del público que han dado la vuelta a las puntuaciones de los jurados profesionales. Con su balada Arcade, Duncan Laurence ha sumado 492 puntos, dejando por detrás al italiano Mahmood, con 465, y al ruso Sergey Lazarev, tercero con 369. Es la quinta victoria de los holandeses en el certamen, que no ganaban desde 1975.

España, representada por Miki Núñez y el tema La venda, ha terminado en la 22 posición, con 60, que le han llegado del público (53) y de los jurados de Bielorrusia (6) y de Rusia (1). Ha sido el artista menos votado por los jurados profesionales. El año pasado, España acabó en el puesto 23 pero con un punto más.

El triunfito catalán, que no contaba para la victoria según las casas de apuestas, ha actuado en el último lugar de una gala en la que han tomado parte 26 países. La de Miki ha sido una de las puestas en escena más vistosas del show, con la que ha conseguido poner de pie al público que seguía en directo la gala en el Pabellón 2 de la Expo Tel Aviv, especialmente durante el estribillo.

El triunfito ha empezado cantando en una estructura que simulaba ser una casa de dos plantas. El atrezzo le ha servido para simbolizar la rutina y los preceptos sociales. Después, la presencia de un gigante de tres metros de altura y hecho de fibra de carbono ha reforzado el mensaje de la canción, al zarandear la casa con Miki y sus cinco coristas y bailarines en el interior.

Pero en la segunda parte de la actuación, todos han conseguido escapar de su poder porque han decidido quitarse la venda que les tapaba los ojos y dedicarse a ser felices. Al final de la actuación, que ha cerrado la tanda de interpretaciones de la noche, Miki y su equipo se han fundido en un abrazo en el escenario, satisfechos por cómo lo han hecho.

PUESTA EN ESCENA INTIMISTA

Duncan Laurence, de 25 años, ha conquistado el preciado Micrófono de Cristal eurovisivo en una votación de infarto. Cuando los jurados han terminado de dar sus votos, entre la primera (Suecia) y la quinta clasificada (Azerbaiyán) tan sólo había una diferencia de 42 puntos; de tres entre líder y tercera. España, en aquel momento, iba última con tan sólo siete puntos. La lectura del telefoto ha vuelto a rizar el rizo, con Holanda y Suecia pugnando hasta el último anuncio.

Los Países Bajos han ganado con una puesta en escena muy intimista; Duncan Laurence sólo en el escenario y ante su teclado. Penumbra para ambientar; furtivas miradas seductoras a la cámara y ya, hacia al final de la actuación, una esfera luminosa que desciende lentamente del techo. Laurence la mira, le canta a ella; representa ese amor tóxico al que debe abandonar; vi el final antes de que empezáramos; pero a pesar de ello, continué adelante, reza su letra.

Duncan Laurence es el nombre artístico de Duncan de Moor. Era el gran favorito a la victoria desde que hizo pública su canción. El intérprete se dio a conocer en 2014 al participar en la edición holandesa de La Voz, donde fue eliminado en semifinales. Es uno de los autores de la pieza con que ha conseguido la victoria, junto a Joel Sjöö y Wouter Hardy.

ACTUACIÓN DE  MADONNA

La gala de esta noche también ha destacado por la actuación de Madonna. Vestida por Jean Paul Gaultier y un antifaz de pirata que le tapaba el ojo izquierdo, la estrella norteamericana ha interpretado el Like a prayer, para conmemorar el 30 aniversario de la canción. Lo ha hecho con la inevitable ambientación de una iglesia que siempre la ha acompañado al cantar este tema.

Justo después ha presentado, junto al rapero norteamericano Quavo, Future, el nuevo single de su último trabajo. Dos de sus bailarines han llevado sendas banderas de Israel y Palestina, invocando un mensaje de paz en la zona. Los representantes de Islandia, el grupo Hatari, han mostrado bufandas palestinas al recibir los votos del público, lo que les ha valido una sonora bronca de los espectadores presentes en el recinto.