+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EXTORSIÓN VIRTUAL

Los 'hackers' filtran los teléfonos de los actores de 'Juego de tronos'

Entre los intérpretes afectados están Peter Dinklage (Tyrion), Lena Headey (Cersei) y Emilia Clarke (Daenerys)

 

Daenerys Targaryen en una de las escenas de la séptima temporada de Juego de Tronos. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
14/08/2017

Los 'hackers' siguen provocándoles dolores de cabeza a los directivos de la HBO... y a los actores de 'Juego de tronos'. Según el diario 'The independent' y el portal The Verge, entre los documentos filtrados por los piratas informáticos que robaron información confidencial de la cadena estadounidense para luego exigirles un rescate para su recuperación, están los números de teléfono y las direcciones de casa y electrónicas de gran parte del reparto de la séptima temporada de la exitosa serie, que está ahora en emisión.

Entre ellos estarían los datos personales de Peter Dinklage (Tyrion Lannister en la ficción), Lena Headey (Cersei Lannister) y Emilia Clarke (Daenerys Targaryen). 

Según los 'hackers', la documentación sustraída se elevaría a 1,5 terabytes de datos de la empresa (un terabyte son 1.024 gigabytes).

GUIONES Y CAPÍTULOS INÉDITOS

Los datos filtrados (3,4 GB según 'The Guardian) también incluirían más de 50 documentos internos catalogados como confidenciales, reclamaciones legales contra la cadena, ofertas de empleo a altos puestos de la compañía, una lista de casi 40.000 correos (entre ellos de la vicepresidenta de HBO para la programación de cine, Leslie Cohen), guiones de los próximos episodios de 'Juego de tronos' y dos capítulos inéditos de las series 'Ballers' y 'Room 104'.

DISPUESTA A PAGAR

Según la revista especializada estadounidense 'Variety', la conocida televisión de pago se ha ofrecido a pagar alrededor de 250.000 dólares al grupo de piratas informáticos que robó los documentos.

El problema es que la oferta no parece haber convencido a los piratas informáticos, que, de entrada, exigían un rescate de varios millones de dólares (se habló de seis millones en bitcoins) con la amenaza de revelar documentos y datos de la cadena.