+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

FUNDADOR DEL PORTAL DIGITAL 'TMZ', EL AZOTE DE LOS FAMOSOS

Harvey Levin, el primero en enterarse

Fue el primero en dar la noticia del divorcio de Brad Pitt y Angelina Jolie y de otras muchas exclusivas, como la muerte de MIchael Jackson. Ejerció de abogado, conoce las leyes y tiene una red de confindentes a los que paga a cambio de información

 

Harvey Levin, el fundador del portal de noticias sobre famosos 'TMZ'. - EL PERIÓDICO

LUIS MIGUEL MARCO
25/09/2016

Angelina Jolie lanzó una bomba el pasado lunes en Los Ángeles que pilló a Brad Pitt descolocado. El actor se enteró el mismo día en que para la justicia matrimonial de California, la pareja 'Brangelina' pasaba a ser el caso BD646058, una demanda de divorcio de 10 folios que se puede consultar en internet. En el punto 5 del formulario aparece, marcada con una cruz, el motivo de la demanda: diferencias irreconciliables. 

El mundo se enteraría pocas horas después gracias a Harvey Levin, el director del portal digital 'TMZ', el mismo que anunció en primicia la muerte de Michael Jackson solo 18 minutos después de que dejara de respirar. Aquello fue calificado por 'The Guardian' como "la primicia de la década". 

Pero, ¿quién es Harvey Levin, el azote de las celebridades?. Pues es un exabogado de 66 años de Los Ángeles que da fe de los divorcios, separaciones, idilios y demás asuntos de cama la meca del cine. Un hombre de leyes y exproductor televisivo reconvertido en periodista sensacionalista. Pero no uno cualquiera. 

Se hizo famoso como comentarista en las televisiones locales de Los Ángles durante el juicio a O. J. Simpson y en el 2005 fundó, con un socio fallecido, 'TMZ', el portal de cotilleos más importante de Estados Unidos, propiedad de Time Warner. Levin está considerado además como uno de los 25 homosexuales más influyentes del mundo. 

La filtración del documento en el que Angelina Jolie le pide el divorcio a Brad Pitt ha sido la última de una larga lista de exclusivas que ha dado 'TMZ'. Además de la muerte de Jackson también fueron los primeros en dar la del actor Heath Ledger. O en soltar el divorcio de Antonio Banderas y Melanie Griffith. O las primeras imágenes de una Rihanna magullada tras la paliza que le propinó su ex novio, el rapero Chris Brown. O los primeros que colgaron en su web la diatriba antisemita de Mel Gibson. 

PAGOS A CAMBIO DE INFORMACIONES

Detrás de una web que titula con exclamaciones, que practica los insultos misóginos y que suele colgar fotos no demasiado agradables de los famosos hay una redacción de trabajadores que suelen durar de media un año, con jornadas de trabajo de 14 horas. Y hay una red de confidentes siempre dispuestos a rajar a cambio de una gratificación. Soborna a conductores de limusinas, chóferes de ambulancias, camareros, aparcacoches... Cualquiera que tenga alguna foto o algo jugoso sobre algún famoso puede llamar a 'TMZ' y negociar un precio.

Levin cuenta además con numerosas fuentes dentro de los tribunales de Los Angeles. Él mismo ejerció de abogado 20 años en California y conoce bien las leyes, por eso de momento no ha prosperado ninguna demanda de difamación contra él y no será porque no le tienen ganas.

Al igual que los protagonistas de las historia que publica en su web, Harvey también sabe lo que es que los paparazzi le persigan, porque se ha convertido en un personaje singular. En 2010, decidió dar un paso adelante y salió del armario en un acto público. Mantiene una relación con Andy Mauer, un quiropráctico de Beverly Hills con el que sale desde hace años, aunque este aspecto de su vida no vende tanto como las desgracias que persigue.

Respeto al último caso, el divorcio que desde hace días llena páginas y páginas, digitales o de papel y horas de radio y televisión, Levin ha ido dirigiendo los pasos. En su Facebook publicó. "Algo ha debido de ocurrir hace pocos días para que se llegara a un punto de ruptura». Y poco después, dejando claro que el detonante de esta situación no era una supuesta infidelidad por parte de Bad Pitt: "En este caso no se trata de una tercera persona. Se trata de los niños". Y si él lo dice.