+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PASARELA MASCULINA

El nieto de Bob Dylan brilla en Milán

Levi Dylan, de 22 años, desfila para Dolce & Gabanna y comparte desfile con otros vástagos ilustres como Presley Gerber, Brandon Lee y Rafferty Law

 

Levy Dylan, en la pasarela de la Fashion Week de Milán, el pasado martes 17 de enero. - DOLCE&GABBANA

LUIS BENAVIDES
04/02/2017

La semana de la moda de Milán, con las propuestas para la próxima temporada otoño-invierno, han descubierto un nuevo rostro famoso: Levi Dylan. A sus 22 años, el nieto de Bob Dylan ha desfilado paraDolce & Gabanna con unos pantalones de pinza que dejaban ver los tobillos, una chaqueta con doble botonadura, corbata negra y gafas de pasta, en una imagen que recordaba a James Dean.

El nieto del célebre y respetadísimo cantautor norteamericano va camino de labrarse un futuro en el mundo de la moda, al que llegó de la mano de su pareja, la fotógrafa Alana O’Herlihy. Los escenarios musicales ya no entran en los planes de futuro del joven Dylan, que ha compartido pasarela y aplausos con otros vástagos ilustres, 'millenials' con pedigrí, como Presley Gerber –hijo de la supermodelo Cindy Crawford– , Brandon Lee –el hijo de la actriz Pamela Anderson y el músico Tommy Lee– y Rafferty Law –el hijo del actor Judey Law–. En ese desfile los italianos Domenico Dolce y Stefano Gabbana también contaron con la participación española de Pelayo Díaz, el estilista de 'Cámbiame' en Tele 5.


DESCARTA LA MÚSICA

Levi Dylan toca el bajo y la guitarra, pero hace años descartó seguir los pasos de su abuelo, premio Nobel de Literatura 2016, y de su padre, Jakob Dylan, líder del grupo The Wallflowers, una banda de rock que saboreó las mieles del éxito en 1996 con su segundo disco, ‘Bringing Down The Horse’, con el que consiguió dos premios Grammy y colar una canción en el número 1 de la lista Billboard.

Dylan III conoce demasiado bien el funcionamiento (y los caprichos) de la industria discográfica. Por eso ha preferido explorar otros caminos, sin el peso de las comparaciones, sin la presión del apellido, que lleva tatuado en su antebrazo derecho. “Me sigue gustando tocar, pero es muy complicado ganarse la vida con eso. Y creo que es una decisión madura que debía tomar”, ha explicado a la revista ‘Cut’este chaval que suele vestir de manera informal, entre grunge y post-punk, con predominio del negro y debilidad por los tejanos rotos.


OJOS COLOR AVELLANA

El benjamín del clan Dylan, con 1,83 centímetros, se siente más cómodo en las sesiones fotográficas que en la pasarela. Hasta la fecha ha realizado numerosas sesiones para un buen puñado de marcas de ropa, encandiladas con su mirada color avellana y un cuerpo atlético, según reza en su 'composit' de la agencia de modelos Next Management, con representados en las principales capitales de la moda.

A principios del 2016, la revista ‘Teen Vogue’ ya pronosticaba un futuro muy prometedor para el nieto del cantante de ‘Blowin in the wind’ y ‘Knockin’ on heaven’s door’ tras aparecer posando en revistas como ‘Wonderland’ y la propia ‘Vogue’ italiana y lo incluía en una lista de 12 jóvenes a seguir de cerca. “Es una persona tímida y reservada, y eso hace que verlo posar o desfilar sea más llamativo”, explicaba su novia en esa misma publicación. Ella lo define como "la persona más peculiar y extraordinaria” que ha conocido nunca.