+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TRASFORMACIÓN ARRIESGADA

El peligro de los 'juguetes' perfeccionados

Las miniballestas que están causando furor en los colegios e institutos de China son el último de los artilugios modificados que circulan entre los más jóvenes

 

Una de las pequeñas ballestas, que causan furor entre los más pequeños y miedo entre los adultos. - EFE / Yu Xing.

GABRIEL UBIETO / BARCELONA
28/06/2017

Las miniballestas que están causando furor en los colegios e institutos de China son el último de los artilugios peligrosos que circulan entre los más jóvenes. Pero no hace falta irse a la otra punta del mundo para encontrarlos. En España, el pasado 22 de junio la Guardia Civil se incautó de más de 2.000 tirachinas que encontraron en un contenedor de Valencia, según publica la agencia Efe.

Ya en el 2012, los agentes del cuerpo se hicieron con 120 artilugios de este tipo en Tarragona. Cuando estos instrumentos tienen más de peligroso que de lúdico se les cataloga como "juguetes perfeccionados" y están prohibidos por la legislación española.

La Agencia Catalana de Consumo inspecciona las grandes distribuidoras al por mayor que operan en territorio catalán para localizar aquellos juguetes que no cumplen con la normativa. Puntualmente encuentra, en la misma categoría que los tirachinas, pistolas de balines o cerbatanas, aunque afirma que estos son "casos aislados".

'JUGUETES' PERFECCIONADOS
Sin embargo, recientemente uno de los episodios relacionados con estos 'juguetes' perfeccionados lo ha protagonizado los populares 'spinners'. La Guardia Civil requisó en tres comercios de Badalona 21.795 de estos artículos que presentaban irregularidades. La Agencia Catalana de Consumo los está actualmente analizando y, aunque avanza que la mayoría incumplían la normativa por falta de etiquetado, algunos presentaban altos rasgos de peligrosidad, a tratarse de un modelo en el que los tres extremos acaban en punta, imitando a una estrella ninja.

Sin embargo, la oenegé FACUA-Consumidores en Acción alerta de que estos casos no siempre están asociados a pequeños comercios. Uno de los ejemplos más sonados a nivel internacional fue el de la multinacional Hasbro, que se vio obligada a retirar 330.000 pistolas de juguete en Estados Unidos, Canadá y Nueva Zelanda tras decenas de accidentes. El paso entre fronteras es un momento clave para el control de productos que no cumplen con las normativas, en los que artilugios como un poni con caramelos de la marca 'Fantasy Toys' ha sido bloqueado a principios de este mes en la aduana por considerarse tóxico, según publica periódicamente la Agencia Española de Consumo (Aecosan).

INFLADOS EN CONTACTO CON EL AGUA
En España, dicha organización alertó en el pasado del riesgo de los juguetes que se inflan al entrar en contacto con agua. La normativa europea dicta que su tamaño solo puede aumentar en un 50%, aunque la FACUA localizó hasta 14 modelos que podían expandirse hasta un 600%, con el consecuente riesgo de asfixia para los más pequeños. Aunque no hay que retroceder tanto en el tiempo para encontrar casos, ya que el pasado 3 de mayo la Xunta de Galicia retiró uno de estos, el 'Dinosaurio Egg'.

La pediatra Amalia Arce, del Hospital de Nens de Barcelona, alerta de la especial atención que los padres deben prestar a los niños de entre 0 y 5 años, en las que es especialmente recomendable asegurarse de la homologación de los juguetes y su correcto etiquetado para evitar riesgos de este tipo. En esta línea, a principios del mes pasado, Aecosan se ha incautado en la aduana de diversas pistolas, ballestas y arcos de plástico de la marca 'Pérez Rincón' que disparan flechas con ventosas, peligrosas porque dichas ventosas se desprenden con facilidad y son muy tóxicas. 

La Agència Catalana de Consum también ha detectado recientemente casos de juguetes que implican especial riesgo para estas franjas de edad. Uno de ellos son las pistolas de burbujas que funcionan con batería y el peligro de la interacción de la saliva del niño con las pilas. Otro es un artículo en alza que consiste en dos dados unidos entre sí por un hilo. Los dados se iluminan con una batería a pilas, que por su colorido puede ser una peligrosa tentación para los más pequeños.