+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA FORTUNA DE LAS 'CELEBRITYS'

El podio de Instagram hace aún más ricos a Selena Gomez, Kim Kadarshian y Cristiano

Las marcas pagan entre 500.000 y 350.000 euros por cada fotografía que comparten en la red

 

Selena Gomez posa para Instagram, red en la que reina con 122 millones de seguidores. -

IOSU DE LA TORRE / BARACELONA
05/07/2017

Cada vez que alguien daun me gusta en una foto colgada por alguna 'celebrity' en Instagram, la cuenta corriente del idolatrado engorda. Pagan las marcas patrocinadoras. Reinar en Instagram incrementa la fortuna de ricos y famosos como Selena Gomez, Kim Kadarshian y Cristiano Ronaldo. Este curioso trío ocupan el podio, oro, plata y bronce, de la empresa británica Hopper.

INSTAGRAM /Kim Kardashian, la número 2.

Nos hemos acostumbrado a llamarles 'influencers', marcadores de tendencias, en la onda que luego acompañan el resto de los mortales, idiotizados mayormente. ¿Alguien cree todavía en el valor altruista, filantrópico, se los magnates de las redes?


INSTAGRAM/ La última fotografía compartida en Instagram por Cristiano Ronaldo durante sus vacaciones.

Instagram, Facebook, Twitter son un negocio gigantesco. El ránking de Hopper (avanzado por la web del diario 'El País'), establece que la cantante Selena Gómez (122 millones de fans) cobra 485.000 euros por cada imagen compartida.

La indescriptible Kim Kardashian recibe 400.000 euros por foto. Y Cristiano Ronaldo, 350.000. Las fantásticas vacaciones que el futbolista del Madrid está disfrutando estos días ya están más que pagadas. «Esta ronda la paga Instagram», debe soltar con media carcajada mientras reclama la cena para su séquito.

El martes, Cristiano compartió cuatro capturas (con su amigo Jose Semedo, de sus pectorales, con sus tres hijos y bromeando en el pasillo de un megahotelazo). La cuenta bancaria sumó 1,4 millones.

Para que luego busque regates fiscales y deba unos milloncejos a la Hacienda pública.