+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ALERTA MÁXIMA EN EL CARIBE

Richard Branson esperará al huracán 'Irma' en un búnker de su isla privada

El mutimillonario propietario del grupo Virgin se refugiará en las bodegas subterráneas de su mansión de Necker Island

 

Richard Branson, en su isla privada de Necker Island, en una imagen de archivo - AP / TODD VANSICKLE

AGENCIAS
06/09/2017

Decidido a no abandonar su isla privada de Necker Island, en las islas Vírgenes británicas, el multimillonario británico Richard Branson se dispone este miércoles a afrontar la llegada del huracán 'Irma' refugiado en las bodegas de su mansión.

"Esperando la plena fuerza del huracán 'Irma' en aproximadamente cuatro horas, nos refugiaremos en la bodega de cemento bajo la casa", ha tuiteado el británico, poco después de las 13.00 GMT (15 horas en España).

"Conociendo nuestro maravilloso equipo. imagino que habrá un poco menos de vino en la bodega cuando salgamos...", ha bromeado.

"Estaré en Necker con nuestro equipo si el 'Irma' golpea, como he hecho cada vez que ha habido un huracán", había señalado el martes Branson, publicando una foto que mostraba mobiliario de exterior guardado en el interior de su mansión, en previsión del paso del ciclón.

El huracán 'Irma' ha llegado este miércoles a las islas de Saint-Barthélemy y Saint-Martin, donde ha provocado "importantes daños materiales", según las autoridades francesas, después de tocar Barbuda un poco antes.

Personalidades y lujo
Situada más al oeste, Necker Island es una pequeña isla caribeña perteneciente al dueño del grupo Virgin, que acoge regularmente a personalidades, pero también a turistas en instalaciones de lujo.

Richard Branson asegura que los edificios de la isla fueron concebidos para afrontar condiciones meteorológicas extremas, "aunque no hay mucho que pueda resistir un huracán de categoría 5".

Militante ecologista y defensor de los océanos, el multimillonario británico estima que "el calentamiento global provocado por el hombre es un factor clave en el aumento de la intensidad de estos huracanes".

"Los daños causados por [el ciclón] 'Harvey' en Tejas son un recordatorio trágico y costoso del cambio climático", insiste.