+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SIN TAPUJOS

Stefano Gabbana: "No quiero que me llamen gay, soy un hombre"

El diseñador habla abiertamente de su sexualidad en una entrevista para 'Corriere della Sera'

 

Domenico Dolce y Stefano Gabbana, en un desfile del 2008. - AFP / FILIPO MONTEFORTE

EL PERIÓDICO
18/12/2017

“No quiero que me llamen gay, soy un hombre. Me parece increíble que este término todavía se use hoy en día. Biológicamente soy un hombre (…) La palabra gay fue inventada por aquellos que necesitan etiquetar a las personas y yo no quiero que me identifiquen por mi elección sexual", ha declarado Stefano Gabbana en una entrevista para Corriere della Sera, en la que el diseñador habla abiertamente de su sexualidad.

El cofundador de la conocida casa de modas ha confesado que fue a los 18 años cuando se dio cuenta de que le gustaban los hombres. "Tenía una novia y un fin de semana fuimos de fiesta a Milán. Allí me di cuenta de que me interesaban más los hombres", ha contado Gabbana, que lanzó su marca en 1984 junto a Domenico Dolce, con quien mantuvo una relación sentimental hasta el 2004.

"Me sentía diferente a los otros chicos"
"Lo sabía desde hacía algún tiempo, pero no tenía el coraje de admitirlo. Solo con terapia pude darme de que había habido signos claros en mi infancia. Me gustaba jugar solo porque me sentía diferente a los otros chicos, y que si jugaba con ellos quizá se darían cuenta y se lo podrían decir a mi madre", ha detallado al citado diario. 

El empresario milanés también se ha referido a la responsabilidad que siente por promover una cultura con menos prejuicios. "Pensé que como una persona famosa podría ayudar a difundir una nueva cultura, una que no se base en los derechos de los homosexuales sino en los derechos humanos. Somos seres humanos antes de ser homosexuales, heterosexuales o bisexuales", destaca Gabbana. El creador considera que muchas veces las asociaciones homosexuales sirven como "defensa", pero que él no quiere que nadie lo proteja, porque "no he hecho nada malo", puntualiza.