+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Reportaje a la contra

La Vall d’Uixó recupera la obra de Estanislao Marco

 

Orozco (d), junto al concejal de Juventud de la Vall, David Lluch (centro) y fundadores de la asociación presentando el festival. - MEDITERRÁNEO

C. BLÁZQUEZ CEBRIÁN
05/02/2020

El 30 de abril del 2000, Jorge Orozco, concertista y docente de guitarra, compró en el rastro de València unas partituras manuscritas. El vendedor le confesó que las había rescatado de un contenedor de basura. Orozco llevaba varios años dando clases en la Vall d’Uixó y le sonaba el nombre del firmante de las composiciones: Estanislao Marco.

Así comenzó la historia del redescubrimiento de un músico muy influyente en la primera mitad del siglo pasado. «Se le puede considerar una de las figuras más importantes de la historia de la guitarra», asegura Orozco. De Marco recordaban en la Vall su faceta como profesor y por ser uno de los fundadores de la rondalla Segarra. Lo que había caído en el olvido eran sus composiciones, perdidas en colecciones privadas y en bibliotecas por toda la Comunitat.

La investigación continuó y encontraron más obras del valldeuxense. En el 2004, se estrenó el documental Memorias de guitarra, sobre la historia de Marco, arrojando luz sobre su vida. La culminación de toda esta labor tendrá lugar este verano, con la celebración del primer Festival de Guitarra Estanislao Marco en la Vall d’Uixó, del 2 al 5 de julio. En él, habrá clases magistrales, talleres y un concurso entre intérpretes jóvenes con la obra del músico.

Tras descubrir las partituras olvidadas, Orozco se puso a tocarlas en sus conciertos por todo el globo explicando la historia del guitarrista. Marco fue discípulo de Francesc Tárrega y maestro de Narciso Yepes. En su familia la música era algo esencial, por eso tenía un quinteto junto a sus hermanas y hermanos que llegó a tocar en el Palacio Real para la regente María Cristina de Habsburgo a finales del siglo XIX. «Su legado es clave tanto como compositor como concertista y pedagogo», señala Orozco. Con la obra descubierta han grabado cuatros discos.

En el mundo de la guitarra clásica el nombre de Marco cuenta con reconocimiento internacional. El siguiente paso es que sea el gran público el que recuerde las composiciones del valldeuxense, por eso se fundó la asociación que lleva su nombre y que organizará el festival junto al Ayuntamiento de la Vall.

«La razón final de este evento es que su trabajo salga a la luz y no se quede solo en los circuitos de guitarra clásica», cuenta Orozco. Con Estanislao Marco, la Vall d’Uixó puede presumir de vecino ilustre. «Seguro que con el festival no se vuelve a perder su nombre y su obra», concluye Jorge Orozco.

cblazquezcebrian@epmediterraneo.com