+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

COVID-19

Argentina mantendrá la cuarentena hasta el 26 de abril y no descarta extender el aislamiento

El presidente Alberto Fernández aseguró que se está frenando la ola de contagios pero hay que mantener las restricciones.

 

Alberto Fernández, presidente de Argentina. - AFP

ABEL GILBERT
11/04/2020

El Gobierno argentino extendió la cuarentena hasta el 26 abril y dejó entrever que las medidas de aislamiento social proseguirán en mayo en las grandes ciudades para frenar la ola de contagios de un coronavirus que hasta ahora ha provocado 82 muertes. "Si seguimos esta cuarentena lograremos que la curva de contagios sea más lenta aún. En la medida que ganamos tiempo, conseguimos aumentar nuestra capacidad de atender a los que se enfermen", explicó el presidente Alberto Fernández. La medida rige desde el pasado 19 de marzo.

El mandatario le habló al país como si diera su clase en la cátedra de Teoría General del Delito en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Acompañado de una pizarra y gráficos explicó los resultados de la política sanitaria que se puso en marcha hace más de un mes. "Según las proyecciones iniciales que teníamos cuando se registró el primer caso, el 4 de marzo, hoy deberíamos tener 45.000 mil casos. Sin embargo, tenemos 1975, el 4,16% de lo que podíamos haber tenido", señaló. Añadió al respecto que "con las perspectivas iniciales estaríamos ocupando el 83% de las camas". En virtud de las restricciones a la movilidad, "a la fecha el porcentaje de ocupación de camas de terapia es de 3,9%".
 
Fernández comparó la experiencia argentina con los que ocurre en Chile, Brasil, Italia, Estados Unidos y España, donde la tasa de letalidad es mucho más alta. "Les cuento todo esto para que sepamos que lo que estamos haciendo tiene sentido. Ganamos muchas vidas humanas. Es un logro de todos los argentinos y argentinas. Tanto esfuerzo no es en vano", señaló.

"Hemos logrado acotar la velocidad de contagio, pero estamos muy lejos de haber alcanzado de pelear contra la enfermedad. Nadie sabe cuándo va a terminar este martirio. La única posibilidad que tenemos es hacer lo que estamos haciendo", subrayó. "Seguimos sin conocer ni el remedio ni la vacuna. El único remedio que los epidemiólogos sostienen que tiene sentido es resguardarse en las casa de cada uno. Por lo tanto tenemos que recurrir a eso para lograr el objetivo que nos marcamos el primer día que es aletargar el contagio para garantizar que el sistema de salud pueda dar respuesta a los que se infecten".