+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

NUEVO INCIDENTE MILITAR ENTRE LAS DOS POTENCIAS EN ORIENTE PRÓXIMO

Aviones rusos bombardean en Siria una base rebelde utilizada por EEUU y el Reino Unido

Una fuente rusa asegura a Interfax que la negativa de EEUU a dar información sobre las actividades de las fuerzas rebeldes moderadas propició el ataque

 

Un hombre sostiene el cuerpo sin vida de su hijo en brazos tras uno de los bombardeos en el barrio rebelde de Al-Marjah, en el norte de Alepo, este domingo. - AFP / AMEER ALHALBI

MARC MARGINEDAS
25/07/2016

Aviones rusos bombardearon el mes pasado en Siria una base rebelde empleada por EEUU y Gran Bretaña, según ha dado a conocer una fuente diplomático-militar rusa a la agencia Interfax.'The Wall Street Journal', sostiene que se trata de la base deAt-Tanf, cerca de la frontera con Jordania, utilizada conjuntamente por fuerzas especiales norteamericanas, británicas y tropas rebeldes.

Según el rotativo norteamericano, tras el ataque, el mando norteamericano informó a su homólogo ruso que la base estaba siendo empleada por EEUU en la lucha contra Estado Islámico y que no debería ser atacada. No obstante, los aparatos rusos regresaron al cabo de hora y media y continuaron el bombardeo, en el que murieron cuatro personas y en el que se emplearon, según fuentes norteamericanas y rebeldes, bombas de racimo. 

NEGATIVA DE EEUU

Según explicó el informador anónimo a Interfax, el ataque tuvo lugar debido a la negativa de EEUU de dar información sobre las actividades en las zonas donde actúa la oposición moderada siria. La misma fuente reiteró que Rusia había advertido a la coalición internacional encabezada por EEUU de la inminencia de los ataques: "Hubo una videoconferencia entre oficiales de EEUU y Rusia sobre el tema; no hay necesidad de repetir lo que se dijo allí".

Recientemente, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, trajo a Moscú una propuesta para crear en Ammán un centro de coordinación en la lucha contra Estado Islámico y otras facciones yihadistas, plan que despierta importantes reticencias en sectores militares de EEUU.