+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CONSECUENCIAS DEL INCENDIO

Caótico desalojo de 700 apartamentos en Londres tras declararse inseguros

Las familias recibieron la orden de evacuación inmediata el viernes por la noche

 

Periodistas en un centro deportivo, donde algunas familias pasaron la noche del viernes. -

EL PERIÓDICO / LONDRES
24/06/2017

Los residentes de 700 apartamentos ubicados en cuatro bloques del barrio londinense de Camden tuvieron que abandonar en plena noche del viernes sus hogares después de que esos edificios fueran declarados inseguros, entre otras cosas, por elriesgo de incendio de su revestimiento, similar al de la torre Grenfell.

Las familias recibieron el aviso a última hora del viernes y un centenar de personas, entre ellas ancianos y bebés, pasaron la noche en camas inflables en un centro deportivo de la zona, en medio de escenas de confusión y caos, informa Efe. Por instrucción del Ayuntamiento del distrito, todos los afectados deberán trasladarse bien a casa de familiares o a hoteles reservados por el consistorio durante las tres o cuatro semanas que se prevé que duren las obras para cambiar el revestimiento inflamable de los edificios.

En base a los informes de los inspectores, el Ayuntamiento del distrito de Camden ha ordenado el desalojo de un total de cuatro bloques de pisos de propiedad municipal situados en el área de Swiss Cottage, que incluyen numerosos apartamentos de protección oficial para personas sin recursos. La primera edil del distrito, Georgia Gould, justificó la orden de evacuación inmediata porque "la seguridad de los residentes es la prioridad", y reveló que, además de la falta de medidas antiincendios, se detectaron en los bloques problemas con las tuberías del gas.

Ningún riesgo
"Sé que es difícil, pero lo sucedido en Grenfell lo cambia todo y opino que no podemos correr ningún riesgo con la seguridad de nuestros residentes", manifestó. En un mensaje de Twitter, la primera ministra británica, Theresa May, ofreció su apoyo a "los residentes de Camden que deben ser desalojados mientras se mejora la seguridad en sus viviendas".

 Muchos vecinos se quejaban este sábado de que se enteraron por la televisión de que tenían que desalojar sus apartamentos o de que les faltó información. Renee Williams, de 90 años y que vive en el bloque Taplow desde 1968, aseguró que oyó la noticia por la tele y que "nadie vino a avisar", por lo que solo tiene una bolsa "para pasar la noche". El expiloto de la Real Fuerza Aérea británica Peter Bertram, de 96 años y que lleva 46 en una de las torres, dijo estar "conmocionado" por el traslado.

Zega Ghebre, de 42 años, tildó de "increíble" la situación mientras esperaba a que llegara un minibús para trasladarse con sus tres hijos a un hotel a más de siete kilómetros de distancia. "Tengo tres hijos, uno de 11 años, otro de 9 y una niña de un año y medio. No pudimos empaquetar nada porque no sabíamos adonde íbamos, pero confío en que nos dejarán volver", declaró.

Regreso con los bomberos
Fuentes del Ayuntamiento han señalado que seguramente se permitirá a los residentes volver en algún momento del fin de semana, bajo la tutela de los bomberos, para recoger algunas pertenencias.

La decisión de desalojar los bloques resulta de una revisión de estos a raíz del incendio ocurrido el pasado 14 de junio en la torre Grenfell, otro edificio de protección oficial gestionado en ese caso por el Ayuntamiento de Kensington y Chelsea, en el oeste de Londres, en el que murieron o desaparecieron al menos 79 personas.

La Policía confirmó ayer que Grenfell se incendió al arder una nevera defectuosa, pero el fuego se propagó rápidamente debido al material inflamable con el que estaba hecho el revestimiento que se instaló en el edificio en 2016, que contravenía las regulaciones en este país.

Los edificios de Camden fueron rehabilitados entre 2006 y 2009 por la misma empresa que reformó Grenfell, Rydon, y tienen el mismo revestimiento combustible con polietileno, entre otros defectos de seguridad.

Tras el devastador incendio en la torre del oeste de Londres, los Ayuntamientos de todo el Reino Unido revisan la construcción y las medidas antiincendios de los bloques de vivienda pública, para asegurar que son seguros para sus residentes. De 600 edificios en riesgo, se ha confirmado ya que al menos una veintena cuenta con un revestimiento no autorizado.