+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

simpatizante yihadista

Un detenido en Australia por ayudar al Estado Islámico a desarrolar misiles

El arresto fue producto de 18 meses de investigaciones

 

Rueda de prensa de la detención de un individuo que pretendía ayudar al Estado Islámico a desarrollar misiles - AFP

EFE
28/02/2017

La Policía australiana detuvo a un presunto simpatizante yihadista al que acusa de ayudar al Estado Islámico (EI) a desarrollar misiles, informaron fuentes oficiales. El sospechoso, un electricista de 42 años y nacionalidad australiana, fue detenido en Young, una zona rural situada a unos 160 kilómetros al noroeste de Camberra.

El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, dijo que el detenido "buscó aconsejar" al EI sobre el desarrollo de armamento de alta tecnología pero descartó que el arresto esté vinculado a una amenaza terrorista inminente en el país.

"La Policía argumentará que este individuo actuó con la intención de dotar el EI con la capacidad técnica y de alta tecnología para detectar y desarrollar misiles", dijo Turnbull en rueda de prensa.

"Las pruebas encontradas no implican la planificación de un ataque doméstico inmediato", añadió.

El comisionado de la Policía Federal Australiana, Andrew Colvin, dijo que el sospechoso, que no fue identificado, buscaba desarrollar misiles de alto alcance para la milicia extremista y que "utilizó internet para realizar servicios para el EI".

DISPOSITIVO LASER
"Investigaba y diseñaba un dispositivo de advertencia láser para alertar sobre las municiones guiadas utilizadas por las fuerzas de la coalición en Siria e Irak", dijo Colvin en la misma comparecencia.

"También defenderemos que investigaba, diseñaba y modelaba sistemas para asistir al EI en su intento para desarrollar su propia capacidad de misiles guiados de largo alcance", añadió.

El ministro de Justicia, Michael Keenan, señaló que la detención fue el resultado de 18 meses de investigaciones.

Australia elevó a alta su alerta terrorista en septiembre de 2014 y desde entonces ha reforzado la seguridad y ha aprobado una serie de leyes antiterroristas para evitar que se produzcan atentados en su territorio.

Desde entonces Australia ha sufrido cuatro acciones violentas y ha desbaratado otros doce planes para cometer atentados.