+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INVESTIGACIÓN EN CURSO

La Fiscalía de Estambul ordena la detención de dos asesores del régimen saudí por el asesinato de Khashoggi

Los dos acusados, cabezas de turco, ya fueron apartados de sus cargos

 

Acto de homenaje a Jamal Kashoggi en Washington - AFP / JIM WATSON

El Periódico
05/12/2018

El fiscal jefe de Estambul ha emitido órdenes de arresto para un destacado asesor del príncipe heredero saudí y el número dos de la agencia de inteligencia exterior bajo la sospecha de que planearon el asesinato del periodista Yamal Khashoggi, según han informado dos fuentes oficiales turcas este miércoles.

La oficina del fiscal ha llegado a la conclusión de que hay una "fuerte sospecha" de que Saud al Qahtani y el general Ahmed al Asiri, quienes fueron apartados de sus cargos el pasado octubre, estuvieron entre quienes planificiaron el asesinato de Khashoggi el interior del consulado saudí en Estambul.

"El paso de la Fiscalía de emitir órdenes de arresto para Al Asiri y Al Qahtani refleja la opinión de que las autoridades saudís no emprenderán acciones formales contra estas personas", ha señalado uno de los responsables turcos.

Tras negar inicialmente la muerte del periodista, crítico con la casa real saudí, finalmente Riad terminó reconociendo que este murió durante una operación encaminada para convencerle de que volviera a Arabia Saudí, ya que llevaba más de un año viviendo en el exilio en Estados Unidos.

Las circunstancias exactas de la muerte han ido variando con el paso del tiempo, pero se cree que habría sido descuartizado y Riad asegura que entregó sus restos a un colaborador local. Por ahora, el cuerpo no ha sido hallado, pese a los esfuerzos en su investigación de las autoridades turcas.

El asesinato ha puesto en el punto de mira al príncipe heredero, Mohamed bin Salman, quien gobierna de facto el país y que se da por hecho que estaba al tanto de lo que ocurría en el interior del consulado en Estambul, pese a que Riad insiste en que ni él ni el rey sabían nada de la operación.