+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ESTADOS UNIDOS

Un juez suspende indefinidamente el segundo veto a musulmanes de Trump

El magistrado de Hawai que lo bloqueó hace dos semanas sigue viendo motivaciones religiosas

 

El juez federal Derrick Watson. - GEORGE F. LEE

IDOYA NOAIN
30/03/2017

La justicia de Estados Unidos ha vuelto a recordar a Donald Trumpno solo que sus acciones tienen límites constitucionales sino también que sus palabras, a menudo incendiarias, ahora tienen un peso legal. Derrick Watson, el juez federal de Hawai quehace dos semanas paralizó temporalmente el segundo vetodel presidente de Estados Unidos a todos los refugiados y a los inmigrantes de seis países de mayoría musulmana, extendió el miércoles esa suspensión de forma indefinida hasta que los tribunales resuelvan sobre su legalidad. Y lo hizo identificando unadiscriminación por religión y nacionalidad en la orden ejecutiva, así como intentos del gobierno de forzarle a ignorar “la historia y el contexto” de repetidas declaraciones del presidente y de miembros de su equipo que apuntan a esa motivación. “El tribunal no se arrinconará en una esquina, correrá las cortinas y pretenderá que no ha visto lo que ha visto”, prometió el juez.

 Con su decisión, recogida en 24 páginas, Watson va da la razón al estado de Hawai, que al denunciar el segundo veto argumentó que este discrimina a los musulmanes y provoca un daño a una economía dependiente del turismo. También concuerda con un imán que se personó en el caso denunciando que tenía efectos como impedir la entrada a su suegra, de nacionalidad siria. “Los perjuicios(del veto) no son contingentes ni especulativos”, ha dicho el juez. “Ya han ocurrido y seguirán ocurriendo si se implementa y aplica la orden ejecutiva”.

El fiscal general de Hawai, además, había asegurado que el veto es casi comparable a “una señal de neón” que lanza con destellos parpadeantes el mensaje “veto musulmán, veto musulmán” y el juez Watson parece coincidir con él en ver motivación religiosa. Al menos no considera que el Gobierno haya demostrado que esta no existe.

POR LA BOCA MUERE EL PEZ

Las referencias concretas a la religión se eliminaron de la segunda orden ejecutiva después de que otro juez de Maryland paralizara la orden original, una decisión que ratificó un tribunal de apelaciones. Pero a la Administración le persiguen las palabras del propio presidente. Este, tras la primera suspensión dictada por Watson hace dos semanas, aseguró en un mitin que su segunda orden era una “versión descafeinada” de la primera. Y el juez ha atendido a entre 20 y 25 comentariosde tintes islamófobos que Trump y miembros de su equipo realizaron tanto en campaña como una vez en el poder.

Watson también ha rechazado la petición de los abogados del Gobierno de que limitara su decisión a la parte del veto que afecta a la emisión de nuevos visados a ciudadanos de Iran, Siria, Libia, Yemen, Somalia y Sudán. La Administración aseguraba que a Hawai no le afecta la suspensión del programa de refugiados pero el magistradorecriminó al Gobierno que trate a los refugiados como “ejercicios matemáticos” y meros números. Recordó que 20 se han instalado en el estado desde 2010.

Ivanka cede a la presión y jurará su cargo
Ivanka Trump ha acabado cediendo a la presión y las críticas. La hija del presidente, que iba a ejercer como asesora de su padre adscribiéndose solo “voluntariamente” a la normas éticas de otros empleados de la Administración, anunció este miércoles en un comunicado que finalmente se convertirá en funcionaria federal para desempeñar su cargo, que formalmente será el de “asistente” del presidente y  por el que no recibirá salario. El paso aplaca parcialmente las sombras de nepotismo y conflictos de intereses que asedian a la Casa Blanca de Donald Trump, donde el esposo de Ivanka, Jared Kushner, también tiene un cargo de asesor del presidente.