+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ESTADOS UNIDOS

La 'madre de todas las bombas' mata a 94 terroristas del Estado Islámico

La bomba lanzada por EEUU en el este de Afganistán no ha causado víctimas civiles, según el Ministerio de Defensa afgano

 

La GBU-43/B, conocida como "la madre de todas las bombas", que ha lanzado por primera vez el Ejército de Estados Unidos y cuyo blanco ha sido una zona controlada por el Estado Islámico. - AP

EL PERIÓDICO
15/04/2017

El último balance de las autoridades locales eleva ya a 94 el número de integrantes del Estado Islámico muertos por la explosión de la bomba GBU-43/B, conocida coloquialmente como MOAB, arrojada por Estados Unidos el pasado jueves contra un sistema de cuevas y túneles que los yihadistas empleaban en la localidad afgana Achin (provincia de Nangarhar, en el este del país centroasiático).

La explosión producida por la MOAB (Massive Ordnance Air Blast), destruyó tres túneles subterráneos, así como el armamento y la munición de los terroristas, según ha declarado un portavoz del Ministerio de Defensa afgano citado por la cadena de televisión CNN. El oficial ha señalado que no hay víctimas entre la población civil.

Se trata de la primera vez en que EEUU usa en una operación militar este arma, que se desarrolló durante la guerra de Irak y que es la mayor bomba no nuclear en su arsenal empleada nunca en combate.

"LA EXPLOSIÓN ROMPIÓ LAS VENTANAS"
Un residente de la zona situada a unos dos kilómetros de la explosión dijo a CNN que escuchó un "'boom' muy fuerte que rompió las ventanas" de su casa.

"Todos nos asustamos, y mis hijos y mi esposa estaban llorando. Pensamos que había sucedido justo en frente de nuestra casa", dijo.

 

"EL MEJOR EJÉRCITO DEL MUNDO"
"Tenemos el mejor ejército del mundo y han hecho su trabajo como de costumbre", ha dicho el presidente estadounidense en unas declaraciones a la prensa el jueves. No ha querido entrar en el análisis generalizado de que la operación lanza un mensaje de su disposición a usar la fuerza a rivales como Corea del Norte (o Irán), diciendo que "si manda mensaje o no no hay diferencia". Lo que sí ha hecho es volver a subrayar con sus declaraciones una renovada doctrina militarista que le aleja de la filosofía no intervencionista que defendió durante la campaña.

"Lo que yo hago es dar autorización a mi ejército", ha dicho Trump. "Les hemos dado autorización total y por eso francamente han tenido tanto éxito últimamente". "Si se mira a lo que ha pasado en las últimas ocho semanas y se compara con lo que pasó en los últimos ocho años se ve una tremenda diferencia", ha declarado también, aprovechando para criticar, sin detalles concretos, a la Administración de su predecesor, Barack Obama.

8,4 TONELADAS DE EXPLOSIVOS
El Mando Central ha confirmado el uso en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, de la masiva bomba, que pesa 9,5 toneladas, de las cuales 8,4 son explosivos de alta potencia en su cono armado. Y el general del Ejército de Tierra John Nicholson, al mando de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, ha defendido que se trata de "la munición adecuada". "Conforme el Estado Islámico en Khorosan ha ido acumulando derrotas, está usando explosivos improvisados, búnkeres y túneles para reforzar su defensa", ha declarado en un comunicado. "Esta es la munición adecuada para reducir estos obstáculos y mantener el impulso de nuestra ofensiva contra EI-K", como se denomina a ese grupo local afiliado a la organización terrorista.