+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CONFLICTO A POCOS DÍAS DE LAS ELECCIONES HOLANDESAS

Máxima tensión entre Holanda y Turquía por un acto político en Rotterdam

El Gobierno de Ámsterdam impide al ministro turco entrar al país y Erdogan tilda a los dirigentes holandeses de "vestigios del nazismo" y "fascistas"

 

El ministro Çavusoglu, durante el acto en la residencia del cónsul turco en Hamburgo, el 7 de marzo del 2017. - DANIEL REINHARDT

AGENCIAS
11/03/2017

Holanda y Turquía se han enzarzado en una agria escalada de tensión después de que el Gobierno de Ámsterdam haya denegado este sábado el permiso de aterrizaje en su territorio al avión en el que viajaba el titular de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, alegando que "conllevaría riesgos para el orden público y la seguridad". El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha reaccionado llamando a los holandeses "vestigios del nazismo" y "fascistas".

El ministro se dirigía a Holanda para participar en un acto político de emigrantes turcos en apoyo de Erdogan con vistas al referéndum constitucional de Turquía.

Çavusoglu ya reconoció este viernes la posibilidad de que no le dejaran aterrizar en Rotterdam, y vaticinó "duras sanciones" si se consumaba la prohibición.

"Me han amenazado diciendo: '¿Y qué si anulamos el permiso de vuelo?'. Es increíble, son prácticas fascistas. Todos. No hay diferencia entre el primer ministro y Wilders [el líder de la ultraderecha holandesa]. Uno es liberal, el otro fascista", dijo el jefe de la diplomacia turca.

El miércoles, los dueños de una sala privada de Rotterdam habíancancelado la cesión del espacio para el mitin del ministro turco, con el que buscaba el apoyo de los casi 300.000 compatriotas residentes en Holanda que tienen derecho a votar el 16 de abril en el referéndum sobre la modificación de la Constitución de Turquía.

El alcalde de la ciudad holandesa, Ahmed Aboutaleb, apoyó la anulación y anunció que iba a negociar con el primer ministro, Mark Rutte, una fórmula legal para evitar que el acto de campaña se celebrase en territorio holandés.

ANULACIONES SIMILARES EN ALEMANIA
Similares anulaciones se habían producido los días anteriores en Alemania, que Çavusoglu -quien al final dio un discurso en la residencia del cónsul turco en Hamburgo- ha atribuido a "presiones" del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda, y de las propias autoridades alemanas.

"A los dueños de un salón de bodas donde iba a hablar, uno de Urfa y otro de Kayseri (ciudades turcas), los amenazó el PKK. Los amenazan los servicios secretos alemanes, y eso que Alemania es nuestro así llamado aliado", se lamentó.

"En esto no podemos dar pasos atrás. Ya antes hemos ido a Europa para encontrarnos con nuestros ciudadanos. ¿Por qué hacen esto ahora? Porque toman partido en el referéndum. El partido del 'no'. Trabajan para el 'no'. Porque (con el 'sí'), Turquía será más fuerte, más estable, más independiente", aseguró el ministro turco.

ELECCIONES INMINENTES EN HOLANDA
Holanda celebrará el próximo miércoles 15 de marzo unas elecciones en las que se espera un fuerte avance del xenófoboPartido de la Libertad (PVV), liderado por el ultraderechistaGeert Wilders.

Los comicios servirán para medir el nivel de populismo y escepticismo en el país, y abrirán un año electoral crucial en Europa, en unos momentos en que el ‘brexit’, la oposición de la nueva Administración de Trump y la nueva influencia de Rusia ha colocado a la Unión Europea bajo una presión sin precedentes.