+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ENSAYO NUCLEAR

¿Qué es una bomba de hidrógeno? ¿Lo es la que ha probado Corea del Norte?

Se basa en la fusión y no en la fisión de los átomos, lo que multiplica su poder devastador. La potencia del artefacto de este domingo no alcanza los niveles de este tipo de arma

 

Ciudadanos surcoreanos siguen la noticia del ensayo nuclear de Corea del Norte en una estación de Seúl. - AFP / ED JONES

ADRIÁN FONCILLAS
03/09/2017

La bomba atómica y la de hidrógeno son tipos de armas nucleares. No existen dudas de que Corea del Norte dispone de la atómica después de los seis ensayos realizados desde el 2006. En los dos primeros utilizó plutonio y no hay acuerdo sobre si el uranio fue el material utilizado en la tercera. Aún más dudoso es que la cuarta fuera una bomba de hidrógeno.

Estas se sirven de la fusión o mezcla de átomos en lugar de la fisión o separación de las atómicas para multiplicar su poder devastador. Pero las mediciones de aquella explosión apenas alcanzaron 10 kilotones, la décima parte de lo que se espera de una bomba de hidrógeno. Los expertos fueron entonces muy escépticos y apuntaron a lo que se conoce como 'boosting': el añadido de una pequeña cantidad de isótopos de hidrógeno en una cavidad del centro de la esfera de plutonio para provocar la fusión cuando prende.

Harán falta más cálculos

La potencia del artefacto de este domingo quintuplica la del cuarto ensayo pero sigue sin alcanzar los niveles de una bomba de hidrógeno y serán necesarios más cálculos para desvelar la incógnita. Su posesión sería un avance claro en la carrera nuclear norcoreana, ya que exige una tecnología más avanzada y compleja y permite resultados mucho más potentes.

Para hacer detonar este tipo de bombas se requieren más de 100 millones de grados. Por eso una bomba de hidrógeno contiene una bomba atómica que funciona como detonador. La primera bomba de hidrógeno fue probada en 1952 en las Islas Marshall, como un experimento del Gobierno de EEUU. A diferencia de la bomba atómica, lanzada sobre Hiroshima y Nagasaki, solo se ha utilizado en ensayos.