+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sigue el derrumbe de la moneda y asoma el fantasma del desabastecimiento en Argentina

El alza del precio del dólar deja a la economía sin valores de referencia tras la derrota de Macri en las primarias. El presidente culpa al peronismo pero Alberto Fernández le llama a asumir la responsabilidad ante la crisis

 

El presidente argentino, Mauricio Macri, antes de dar una rueda de prensa en la Casa Rosada, este lunes. - JUAN MABROMATA (AFP)

Abel Gilbert
13/08/2019

La aplastante derrota del presidente argentino, Mauricio Macri, en las primarias del pasado domingo dejó de ser un asunto financiero para exhibir su descarnado rostro mundano. Mientras los tenedores de bonos se preguntan si Argentina podrá pagar la abultada deuda externa contraída por el Gobierno de derechas otro fantasma asoma en las calles y mercados: el del desabastecimiento. El alza de más de 30% del precio del dólar entre lunes y martes y las previsiones de una inflación anual superior al 50% dejan su marca en el consumo. Según el diario 'Ámbito Financiero', ante la creciente incertidumbre política y económica proveedores y comercios "optan por frenar las ventas o suspender la financiación hasta que el panorama se aclare". Han quedado en el aire los contratos de alquileres o adquisiciones de inmuebles pactadas a un valor que ya no existe.

El pan de cada día está puesto en cuestión. También los croissants o las pastas. Los molinos harineros decidieron no entregarán harina a las panaderías hasta que se estabilice el precio de la moneda norteamericana o se fije un valor de referencia para una bolsa de 50 kilos. Los supermercados, en tanto, prevén un incremento de los precios superior al 10%.

El sector de los combustibles también está a la espera. Lo único que se sabe es que la gasolina no costará lo mismo que antes de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en las que Macri perdió por 15 puntos de diferencia ante el peronista Alberto Fernández y enterró sus sueños de ser reelegido en los comicios presidenciales del 27 de octubre. El descalabro ya se siente entre los ciudadanos que tienen una hipoteca. La escalada del dólar ha vuelto impagable los créditos.

"ESTO ES UNA MUESTRA DE LO QUE PUEDE PASAR"

Mientras se sigue a cada minuto la evolución de los precios, persiste la controversia entre el jefe de Estado y quien ha irrumpido en esta turbulenta escena como su seguro sucesor. Es casi imposible que el electorado cambie su comportamiento en dos meses. Macri no pudo contenerse y responsabilizó a los argentinos que votaron por el peronismo de las turbulencias. "Si el kirchnerismo gana, esto es solo una muestra de lo que puede pasar". Fernández no se demoró en responderle. "Qué puedo hacer ahora si no soy nada? Ni siquiera presidente electo. Mi bolígrafo no firma decretos. Si él me quiere escuchar, voy y le cuento lo que hay que hacer. Si Macri piensa que lo puedo ayudar, que lo diga, pero dice que nosotros somos la causa del problema; él le dice a los mercados que somos una banda de locos". Fernández negó que se proponga cerrar la economía pero consideró que la orientación neoliberal vigente es la causa de los problemas. "El mercado ya descuenta que (los bonos estatales) van a ser difíciles de cobrar. Con la construcción que ha hecho Macri es muy difícil".

El enojo del jefe de Estado con el resultado de las PASO ha provocado más malestar que aplausos. "Por favor no te dejes engañar de que votamos bien o mal. Quién tiene el puto derecho a juzgar el voto de otro argentino? Por Dios, es una locura eso", se quejó Marcelo Tinelli, el presentador televisivo más popular del país. En tanto, 1.500 intelectuales le pidieron al presidente que "respete la democracia, y la decisión de las urnas". Macri, añadieron, debe "asumir su responsabilidad ante la crisis" y abstenerse de hacer "terrorismo financiero".