+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CARRERA AL ELÍSEO

Los sondeos dan a Hamon ganador en las primarias socialistas francesas

El exministro de Educación encabeza las encuestas a pie de urna con más de treinta puntos de ventaja frente al exprimer ministro Manuel Valls

 

El exministro de Educación y candidato socialista, Benoît Hamon, en un acto celebrado ayer el viernes en Lille. - AFP / PHILIPPE HUGUEN

EFE / PARÍS
29/01/2017

La encuestas a pie de urna dan al exministro de Educación, Benoit Hamon, como ganador de la segunda vuelta de las primarias del Partido Socialista francés. Los sondeos, además, le otorgan una gran ventaja en porcentaje de votos, de incluso superior a los treinta puntos, frente a su rival el exprimer ministro, Manuel Valls.

Los colegios electorales, más de 7.500 en todo el país, han cerrado sus puertas a las 19.00 horas (18.00 GMT) con una participación netamente superior a la de la primera vuelta del domingo pasado.

Hamon, representante del ala más izquierdista, partía como claro favorito, al haber acabado en primera posición el domingo pasado con un 36 % de los votos, y además recibir el apoyo de Arnaut Montebourg, que quedó entonces eliminado al acabar en tercera posición con el 17,5 % de los sufragios.

Valls, que logró un 31,5 % de los votos y la segunda posición el pasado domingo, dijo en los últimos días que confiaba en que una alta participación pudiera permitirle remontar su desventaja y salir victorioso, una posibilidad que todos los analistas consideran muy remota.

MÁS PARTICIPACIÓN

En cualquier caso, hasta las 17.00 horas (16.00 GMT), la participación era un 22,8 % superior a la del pasado domingo a la misma hora con 1.306.852 votos sobre una base del 75 % de los colegios electorales.

Los organizadores avanzaron que esperaban finalmente entre 1,7 y 2 millones al final. En la primera vuelta, se contabilizaron 1.655.919.

Una cifra decepcionante, teniendo en cuenta que en 2011 los socialistas habían conseguido movilizar a 2,6 millones de electores para las primarias que sirvieron para designar como candidato a François Hollande, quien fue elegido presidente al año siguiente.

Además, se quedaron muy lejos de los 4 millones largos que eligieron en las primarias de la derecha a François Fillon el pasado noviembre.