+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FIABILIDAD TOTAL

Las playas de Castellón, más accesibles

El Ayuntamiento de la capital de la Plana pone en marcha el sistema ‘sonobaño’

 

Las muletas y las sillas anfibias son dos de los sistemas para las personas con discapacidad. - GABRIEL UTIEL

23/07/2010

Bañarse en las playas de Castellón disfrutando de las limpias aguas y arenas ya no es un hándicap para ningún vecino ni visitante, gracias a los servicios que ha instalado el Ayuntamiento de Castellón para que las personas ciegas o discapacitadas puedan desplazarse hasta la orilla para tomar el sol o bañarse con el fin de refrescarse durante estos meses de verano. Y es que innovación, sensibilidad y comodidad se unen en el nuevo servicio del sonobaño, que permite a las personas invidentes o con escasa visión bañarse con total autonomía gracias a un dispositivo de conducción sonora con el que la seguridad está garantizada por la alta fiabilidad de este dispositivo.

SISTEMA ESPECIAL
El sonobaño consta de un reloj de cuatro botones que se coloca en la muñeca de la persona ciega y que está conectado, a su vez, a un ordenador que vigila constantemente un socorrista. Así, el bañista discapacitado es recibido en la playa y, en el momento que decida, por un socorrista que le indica que dispone de una taquilla y de una zona de baño limitada por boyas para que se refresque y disfrute de un baño en las playas castellonenses.
Este dispositivo que ha puesto en marcha el consistorio también contempla un botón que podrá apretar esta persona en caso de que necesite ayuda, así como de un cartel ubicado en el paseo marítimo de la playa del Gurugú que cuenta con un sistema auditivo que, al apretarlo, avisa a los socorristas de que una persona invidente ha llegado para bañarse, de modo que pueda ser atendida de inmediato por el servicio de socorrismo.

MÁS SERVICIOS
Pero este no es el único servicio del que se podrán beneficiar los vecinos de la localidad y los turistas que acudan al litoral. Las playas de Castellón son accesibles desde el año 2000 y en la actualidad cuentan con tres puntos de Playa Accesible con el fin de dar servicio a las personas discapacitadas. La zona de acceso a la playa cuenta con paradas para los transportes públicos, estacionamientos particulares, señalización e información, así como un itinerario peatonal lindante con las playas que gozan de la bandera distintiva de Qualitur.
Por lo que respecta a la zona específica del litoral, en la arena, cuenta con tablones para un mejor desplazamiento, mobiliario adaptado e instalaciones como ducha accesible, aseos adaptados o zonas de sombra y barandillas para facilitar a las personas con movilidad reducida un mayor disfrute de la playa. Las muletas anfibias y las sillas anfibias son dos de los sistemas más útiles para que las personas discapacitadas --cada vez son más los que deciden acercarse--, ayudadas por el personal cualificado, se dirijan hasta la playa de la capital de La Plana para bañarse sin tener ningún tipo de problemas.

SEGURIDAD
Con estas iniciativas, el Ayuntamiento de Castellón, a través de las concejalías de Bienestar Social y Turismo, logra crear el ambiente propicio para poder disfrutar de un periodo vacacional perfecto, ya que durante la temporada estival cabe recordar que un total de 32 socorristas, cuatro postas sanitarias --que este año han ampliado su horario de atención hasta las 20.30 horas--, 12 trabajadores de la limpieza y nueve máquinas, velarán por la seguridad de los bañistas y la limpieza de las playas castellonenses durante todos los días de la semana. El consistorio ofrece, así, un verano solidario y de calidad para todos los ciudadanos.