+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DETENCIÓN

Un testigo vio al hombre que grabó a las menores deportistas de Nules

sorpresa en la poblaicón al tratarse de una persona muy conocida

 

polideportivo donde ocurrieron los hechos -

MÓNICA MIRA
28/02/2018

La declaración de un testigo pudo ser la clave para que la Guardia Civil identificara y detuviera al vecino de Nules R.I.C, de 33 años, que, presuntamente, grabó con su móvil a unas menores en el interior de uno de los vestuarios del polideportivo. El testigo, residente en la zona, le habría visto salir corriendo después de ser descubierto por las deportistas.

La incredulidad es el sentimiento más compartido en Nules tras conocer la identidad del hombre, que fue detenido en la empresa en la que trabajaba y que lo ha despedido tras conocerse los hechos. Se trata de una persona conocida por su implicación en una comisión de fiestas, casado y con un bebé de corta edad.

A medida que transcurren los días desde que trascendió la noticia, se conocen más detalles. Según fuentes consultadas por Mediterráneo, el día en que se produjo el incidente, las deportistas accedieron al vestuario después del partido «y abrieron la ventana para que se disipara el vapor que produce el agua caliente». Al parecer, el hombre, ahora detenido, aprovechó un gesto «habitual» en estas instalaciones, para intentar grabar a las menores en las duchas con su teléfono. Fueron ellas las que descubrieron la mano asomándose entre los barrotes «y empezaron a gritar, lo que lo alertó y huyó». Ellas solo vieron la mano y el modelo de teléfono, un Samsung blanco.

De inmediato lo notificaron a los entrenadores que seguían en los partidos que en la cancha. La primera inquietud fue que se tratara de otros menores que pudieran difundir las imágenes por las redes sociales, pero las testigos no dudaron a la hora de identificar la mano «de un hombre adulto». Responsables del club notificaron los hechos a la Policía Local y los denunciaron ante la Guardia Civil el lunes siguiente.