+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DOS TERCIOS DE ENTRADA

Paco Ramos, con una oreja, destaca en la Corrida de la Provincia

Máxima expectación ante la actuación de Paco Ramos, Abel Valls y Vicente Soler en el arranque de la Feria de Magdalena

 

Paco Ramos, con una oreja, destaca en la Corrida de la Provincia - FOTOS: JORDI JUÁREZ

JORGE CASALS
24/03/2019

Con una gran ovación recibió Castelló a Paco Ramos, Abel Valls y Vicente Soler, una terna completamente de la provincia, de tres generaciones distintas, están haciendo disfrutar al público con la primera corrida de la Feria Taurina de la Magdalena. La que se ha bautizado como Corrida de la Provincia ante esa apuesta por los toreros de la tierra, ha levantado gran expectación. Así lo sienten los propios diestros, que están toreando astados de la ganadería del extremeño Adolfo Martín, que debuta en la plaza. Se ha registrado aproximadamente dos tercios de entrada.

A continuación mostramos el orden en el plan previsto para la tarde:

  • Primer toro: 'Cocinero' (imagen inferior), con Paco Ramos. Empujó el primer toro de Adolfo Martín en el caballo, protagonizando un emocionante tercio de varas. Antes, Paco Ramos se estiró a la verónica a pesar del corto recorrido del toro, rematando con una sabrosa media. El templado inicio de faena hizo presagiar lo mejor, pero no hubo continuidad después, con un toro de embestida corta y que salía desentendido y con la cara alta sin acabar de emplearse. Toreó con asiento y sorprendente soltura el de Onda, que mató de una estocada entera, paseando la primera oreja de la tarde.

  • Segundo toro: 'Murciano' (imagen inferior), con Abel Valls. Con determinación se estiró a la verónica Abel Valls frente al segundo. Airoso el quite por navarras de Vicente Soler, un aviso de intenciones. Apretó el toro en banderillas y la plaza se puso en pie con los pares de Curro Robles y Diego Valladar, que se desmonteraron. No fue fácil el de Adolfo, gazapón y pegajoso, sin escupirse de las telas, se quedó a medio viaje y sin buenas intenciones. Muy mirón, sin fijeza, no dejó a Abel Valls estar a gusto. No estuvo muy certero con la espada.

  • Tercer toro: 'Carpintero' (imagen inferior), con Vicente Soler. El público ha ovacionado al torero. Aunque salió abanto el tercero, cuando tomó el capote lo hizo con pujanza, por abajo y con transmisión. Protagonizó una pelea de bravo, con un segundo puyazo naciendo al galope de lejos y empujando de verdad. Poderoso Vicente Soler con el capote, con remates muy camperos, y dispuesto en banderillas. Comenzó doblándose por abajo el de Burriana, que adivinó pronto el buen pitón izquierdo. Excelsa la embestida por ese lado, de encomiable son. Soler lo pulseó sin apenas toques bruscos, de muleta muerta para embarcar. Algún natural aislado despertó un olé cerrado. Su disposición con el toro la emborronó después con la espada, perdiendo un posible trofeo.

  • Cuarto toro: 'Carpintero' (imagen inferior), con Paco Ramos. Por encima del cuarto se mostró Paco Ramos, un toro agarrado al piso y muy vacío de todo. Tras una nefasta lidia en los primeros tercios, la faena de muleta del castellonense, en terrenos de toriles, estuvo marcada por la determinación y firmeza, pero ayuna de emoción por la condición del animal. Mal con la espada Ramos, que brindó la labor a Javier Moliner, presidente de la Diputación de Castellón.

  • Quinto toro: 'Mario' (imagen inferior), con Abel Valls. No terminó de acoplarse Abel Valls frente al quinto, faltando conjunción entre ambos. Humilló el de Adolfo, con mejor embroque que finales. Acabó Abel acortando distancias pero la faena nunca acabó de tomar vuelo. No manejó la tizona con acierto.

  • Sexto toro: 'Sevillanito' (imagen inferior), con Vicente Soler. Muy serio el sexto, apuntó su gran condición ya de salida, tomando los engaños por abajo, con fijeza y recorrido largo. Lo banderilleó con más voluntad que acierto Soler. Buen toro este sexto, que tuvo entrega y calidad en la embestida. Por ambos pitones. Pese a su disposición, acusó Vicente la falta de rodaje y no acabó de convencerse de las virtudes del animal. De nuevo le falló la espada.