+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

homenatge a na violant

Emotiva loa a la mujer de Jaume I

Andrea Sánchez, junto a sus dones de companya, recibe la pleitesía de los Cavallers de la Conquesta y de toda la ciudad que retorna al medievo

 

TRADICIÓN. Numeroso público se congregó para acompañar a Na Violant y sus dones de companya. - MANOLO NEBOT

SENTIMIENTO. La Germandat organiza con esmero este tributo. - MANOLO NEBOT

SARA RIOS
27/03/2019

Castelló se rindió ayer ante Na Violant d’Hongria, esposa del rey Jaume I, conquistador y signatario del Privilegi de Trasllat que dio vida a la capital de la Plana en 1251, tras el descenso del Castell Vell. La capital de la Plana retornó al medievo en el ya tradicional Homenatge a Na Violant d’Hongria que congregó a la Germandat dels Cavallers en la plaza que lleva el nombre de la reina de Valencia, Aragón y Baleares. El emotivo acto de enaltecimiento, que tuvo lugar tras recorrer el amplio séquito el centro de la ciudad, partiendo de la estatua del Conqueridor, cumplía 36 años.

Con la marcha de Els Cavallers sonando en el ambiente y ante el numeroso público congregado apareció una radiante y emocionada Na Violant d’Hongria, Andrea Sánchez, y sus dones de companya: Carla Sánchez (Na Dolça), Mireya Sotos (Na Eva), Marta Andreu (Na Margarita), Ainhoa Martín (Na Provençala) y Berta Vinuesa (Na Rama). Estuvo arropada en todo momento por el prohom, Luis Oria.

El séquito estuvo formado, además por el profesor castellonense Ramiro Izquierdo que tiene el privilegio de ostentar la figura de Guillem de Montrodó, quien fuera el tutor de Jaume I, figura a la que da vida estas fiestas de la Magdalena Héctor Prades i Andrés, que en los Cavallers de la Conquesta representa al caballero Ramón Perellós.

Al acto asistió la reina de la fiestas, Natalia Palacio, así como una nutrida representación municipal, con la alcaldesa, Amparo Marco Gual, a la cabeza.

poemas // El cronista de la Germandat, Jaume Cristòfol Vicent, fue el encargado de leer el poema épico a Jaume I escrito por Miguel Peris i Segarra, mientras que el propio Rafael Lloret fue el elegido para la tarea de ponerle voz al poema dedicado a Na Violant, que él mismo escribió.

Tras la loa de la palabra fue el turno de rendir tributo con la tradicional ofrenda de laurel y rosas. Una emocionada y agradecida Andrea Sánchez cerró el tradicional acto de homenaje invocando a los patronos.