+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL CURIOSO ARRANQUE DEL MUNDIAL

Àlex Márquez debuta, en MotoGP, con un triunfo virtual

El 'hermanísimo' protagoniza una gran carrera a los mandos de la PlayStation y derrota a su hermano Marc y a los otros ocho campeones del juego "Para mí era importante quedar por delante de mi compañero de equipo en este debut en el Mundial de MotoGP", bromea el pequeño de los Márquez

 

Àlex Márquez cruzando la meta con su Repsol Honda, rodeado de todos sus compañeros de Play. - MOTOGP.COM

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
29/03/2020

Pues sí, Àlex Márquez (Honda), el hermanísimo, una de las sorpresas de la temporada, el muchacho bicampeón que se proclamó rey de Moto2 y se convirtió en el compañero del octocampeón Marc Márquez en el team Repsol Honda, poseedor de la Triple Corona (pilotos, constructores y escuderías), se ha convertido en el primer vencedor virtual, sí, claro, virtual, de la temporada, pero no deja de ser una gran noticia para el debutante que, en su bautismo en la máxima categoría, logró la victoria con los mandos de la PlayStation en un GP virtual, a seis vueltas, en el circuito de Mugello (Italia), donde consiguió una de sus cinco victorias, el pasado curso, en Moto2.

La carrera y, sobre todo, los preparativos fueron muy divertidos. Los diez pilotos convocados (los hermanos Marc y Àlex Márquez, Maverick Viñales, Aleix Espargaró, Àlex Rins, Joan Mir (Suzuki), Fabio Quartararo, Iker Lecuona, Miguel Oliveira y Francesco Pecco Bagnaia) hicieron las delicias de los telespectadores, más por sus comentarios e indirectas (bueno, algunas directísimas) que por su velocidad y habilidades en la pantalla. La cierto es que Àlex dominó la carrera de punta a cabo, después de que el velocísimo Diablo Quartararo, que ya demostró su rapidez en los sábados del pasado año, logrará la pole virtual.

Àlex Márquez resiste a Bagnaia

La verdad, como pronóstico Valentino Rossi, que se dio de baja a última hora sabedor de que perdería porque esto es un juego de jóvenes, Pecco Bagnaia estuvo a punto de amargarle la victoria a Àlex, pero se fue al suelo cuando estaba intentando dar caza al hermanísimo, que ganó la carrera al grito de os espero en la meta!, provocando las risas y felicitaciones de sus nueve compañeros de parrilla, de Mundial, de carrera, de juego, de PlayStation, de entretenimiento. La verdad es que ha sido muy divertido y, sobre todo, si no esperaba debutar en MotoGP así, es decir, en una carrera virtual, menos ganando, dijo Àlex.

Bagnaia, feliz por el carrerón que había hecho (acabó segundo, tercero fue Viñales; cuarto, Quartararo y quinto, Marc Márquez) pidió a la organización del Mundial si se podían acumular los puntos conseguidos para cuando empiece el auténtico Mundial y, desde la esquina de arriba izquierda de la pantalla, se veía a Márquez diciendo, con su dedito derecho, ni hablar! ni hablar!, esto no vale. Mientras las risas resonaban en todas las teles, Àlex añadió, allá a lo lejos: "Para mí era muy importante quedar por delante de mi compañero de equipo en este debut...". Más risas.