+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA PRIMERA SORPRESA DEL 2020

Lorenzo medita ayudar a Yamaha a destronar a Márquez

El pentacampeón mallorquín, que se retiró tras lograr la libertad de Honda, con quien tenía contrato en el 2020, podría ser el piloto probador de Yamaha Rossi cree que el fichaje de su gran rival y enemigo sería un acierto de Yamaha "aunque no sé si se podrá realizar, pues a Jorge le gusta mucho el dinero"

 

Jorge Lorenzo juega, esta semana, con un caballito de madera en un parque de Lugano. - TWITTER JORGE LORENZO

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
28/12/2019

Nadie quiere confirmarlo, nadie quiere dar el primer paso para ofrecer la tercera gran noticia del 2020 tras el fichaje del joven Àlex Márquez como piloto del equipo Repsol Honda y el positivo (de momento en el aire) del italiano Andrea Iannone: el fichaje del pentacampeón mallorquín Jorge Lorenzo, excompañero del octocampeón Marc Márquez en la mejor escudería del mundo, como piloto probador de Yamaha.

Nadie quiere ser el primero en informar pero todos dan por seguro que el hombre que derrotó y se enfrentó a cara de perro con el mismísimo Valentino Rossi en el equipo oficial de Yamaha, está a punto de convertirse en el campeonísimo que ayudará al cuarteto yamahista, intergrado por el Doctor, Maverick Viñales, Fabio Quartararo y Franco Morbidelli, a poner la nueva M1 a punto para intentar destronar a Márquez.

Lorenzo, que abandonó el Mundial y anunció su retirada definitiva en la penúltima semana del Mundial-2019, se fue a Bali con tres amigos y, desde hace ya unas semanas, le está dando vueltas, en su mansión de Lugano (Suiza), a las diversas ofertas que tiene para seguir vinculado al paddock de MotoGP. La mayoría de ellas, como diversas para ser comentarista de alguna de las grandes televisiones que cuentan con los derechos en directo del Mundial, le permitirían seguir apartado del asfalto, que tantos disgustos y lesiones le ha producido en este 2019 que se despide.

YAMAHA VA A POR TODAS

Pero, de pronto, alguien, en Yamaha, pensó en el pentacampeón mallorquín para ofrecerle, después de que Johann Zarco fichase por Ducati en el equipo satélite Avintia para seguir corriendo en MotoGP, la posición de piloto probador en el equipo que Rossi ha pedido que se monte para desarrollar la nueva M1. En ese equipo, que tendrá como técnico al veterano Silvano Galbusera, del que se desprendió Vale a finales de la presente temporada, Lorenzo jugaría un papel fundamental dados sus grandes éxitos con esa moto.

Cuando Rossi se enteró, en el test de Valencia, que Lorenzo podría ser el probador de Yamaha en un futuro inmediato, se llevó una gran alegría y dijo dos cosas muy importantes. Una, si Yamaha está pensando en Jorge, es un gran acierto. Y, dos, me temo que ese fichaje, que sería extraordinario para nosotros, será muy difícil de conseguir pues a Jorge le gusta mucho el dinero y no sé si Yamaha tiene suficiente como para contratarle.

Lo que sí parece ser es que todos, todos, dan ya por hecho el fichaje de Lorenzo como el auténtico hacedor del milagro Yamaha, como el verdadero antiMáquez desde fuera, después de no haber podido derrotar (ni inquietar) al campeonísimo de Cervera (Lleida) con su misma moto. Se da la circunstancia que, para retirarse, Lorenzo tuvo que llegar a un acuerdo con Honda, con quien tenía contrato para el 2020 y ahora, ya libre, podría convertirse, no solo en el piloto que ayude a Yamaha a complicarle la vida a Márques sino, incluso, en un director rival en algunos de los grandes premios del 2020 pues, como piloto probador de Yamaha, el mallorquín podría enfrentarse al campeón catalán como piloto invitado, especialmente, en los cuatro grandes premios españoles.

LA BROMA DE LORENZO

Todo parece indicar que el aviso lanzado por el propio Lorenzo a través de Servus TV, la televisión de Red Bull, cuando dijo pronto volveréis a verme por el paddock de MotoGP, no era, no, para dar a entender que sería jefe de equipo, asesor de algún piloto o, simplemente, comentarista de una TV. No, no, estaba hablando de ser el piloto probador.

Por si faltaba algo, hace un par de días, Lorenzo bromeó sobre su futuro al colgar en su twitter estas dos fotos, subido y simulando correr sobre un caballito de madera que hay en el parque Parco Ciani, de Lugano, la ciudad suiza donde reside. El texto de la misiva, del mensaje a sus fans era: "Probando mi nueva moto para 2020. Debemos centrarnos en la potencia, pero en cuanto a estabilidad en las curvas vamos sobrados..."

Es evidente que Lorenzo (y Yamaha) traman algo grande. Y, sí, todos consideran que ser el piloto probador de la moto con la que consiguió tres de sus cinco títulos (2010, 2012 y 2015) le va como anillo al dedo.

Buscar tiempo en otra localidad