+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA RESCASA DEL GP DE AUSTRIA

Márquez: "'Dovi' jugaba conmigo, anda que si le gano!"

El heptacampeón catalán cree que el subcampeón italiano sabía de la ventaja que le daba su neumático y hubo momentos que se sintió burlado "No sé que cara se le hubiese quedado si, al final, acabo ganándole la carrera, la verdad", confiesa, con cierta sorna, el campeón de Honda

 

Andrea Dovizioso (Ducati) y Marc Márquez (Honda) se felicitan por el gran duelo de Spielberg. - AFP / VLADIMIR SIMICEK

Emilio Pérez de Rozas
12/08/2019

La distancia final sobre la línea de salida del precioso y lujoso circuito de Spielberg, donde el pasado fin de semana se celebró el Gran Premio de Austria, no fue tan grande como para que no se produjese un resultado a la inversa, es decir que, en lugar de que el subcampeón italiano Andrea Dovizioso (Ducati) ganase por 214 milésimas de segundos al campeón catalán Marc Márquez (Honda), hubiese sido, por fin, el lider de la casa alada japonesa el que venciese el primer GP de su vida en el trazado austriaco.

Era la tercera vez consecutiva que Márquez y su Honda perdían por milésimas de segundo, por menos de un metro, o poco más, ante una Ducati en Spielberg. Le ocurrió, en el 2017, cuando el mismo 'Dovi' le venció, tras un duelo idéntico en la última curva, por 176 milésimas de segundo, nada, centímetros; le sucedió, el pasado año, contra la 'Desmosedici', entonces pilotada por su actual compañero en Repsol Honda, Jorge Lorenzo, y le pasó ayer, cuando 'Dovi' cruzó la meta 213 milésimas de segundo antes que él.

Neumático equivocado

"Me equivoqué de neumático. Tenía más agarre y la misma degradación el blando y montamos el medio. Enseguida me día cuenta, a mitad de carrera, que sufriría y que 'Dovi' tenía las de ganar. No porque su moto corriese más en punta, sino porque aceleraba mejor a la salida de las curvas, el blando le dió más agarre", comentó Márquez al bajarse del podio. Y de todo ello, confesó en declaraciones a Catalunya Radio, se dio cuenta a mitad de carrera. "Algo raro ocurría. Nos emparejamos dos o tres veces en la recta y 'Dovi' cortaba gas. Y pensé 'pero, bueno!, qué está pasando!' y es que iba tan sobrado que estaba jugando conmigo".

Márquez, que tuvo el detallazo de, nada más bajarse de su Honda en el corralito, ir a felicitar a todo el equipo Ducati, que estaba esperando a Dovizioso, comentó la jugada, según explicó, con el propio subcampeón italiano. "Anda que si le llegó a ganar, no sé que cara se le hubiese quedado! La verdad es que me faltó muy poco para ganarle y, si hubiese sido así, se hubiera arrepentido, desde luego, de ese juego".

La última curva

El pentacampeón del mundo más joven de la historia estaba, de todos modos, eufórico, porque "en dos circuitos, Brno y Spielberg, donde 'Dovi' y Ducati debían de haber calculado dos victorias, me voy con una victoria y un segundo puesto, que me mantiene lider, pasado ya un GP más, con 58 puntos de ventaja, que es un colchón de dos carreras, mucho, mucho".

Márquez explicó que también él, claro, esperaba el ataque de 'Dovi' en la última curva, como siempre. El problema es que si la trazaba lenta, él me pasada en mitad de la curva y, si entraba demasiado rápido, me superaba al final de la recta, en la meta. Así que hice una mezcla, no muy rápido, para no perder la línea buena de trazada, pero él entró a tope, nos tocamos, el protector de la pinza de mi freno trasero se enganchó con algo suyo, o de su moto, saltó por los aires suerte que no nos caímos ninguno de los dos! y me superó. Lances de las carreras, desde luego. Cuando eres un ganador nato, perder en la última curva te duele, pero seguimos líderes y felices".