+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

A fondo

1.600 millones en impagos de Puig

Los responsables del Consell decidieron no pagar ayudas, inversiones o subvenciones

 

1.600 millones en impagos de Puig -

Rubén Ibáñez Rubén Ibáñez
11/07/2018

La presentación de la cuenta general de la Generalitat del 2017 ha vuelto a deparar un panorama muy conocido de la política de Puig y Oltra en los tres años de gobierno. Impagos, recortes y política de apariencias es el resumen de estos años y lo que denotan las cuentas realizadas por la intervención general de la Generalitat.

La primera nota es que se dejaron por pagar 1.634 millones de euros de subvenciones, ayudas y políticas al servicio de las personas en el 2017. Después de todo un año de gestión, Puig y Oltra decidieron que no pagar ayudas, inversiones o subvenciones, y dejarlas esperar al año siguiente es una buena forma de gestionar, mientras el aparato mediático y propagandístico funciona para tapar todos esos impagos. Puig es el president de los impagos a los valencianos, con la sonrisa de Compromís.

La segunda nota, que nos deja el informe de la intervención general de la Generalitat, es que 920 millones se perdieron por no ejecutarlos. Tan sobrados van de dinero Puig y Oltra que se permiten el lujo de no cumplir con más de 900 millones de promesas en derechos y atenciones a las personas. Son 920 millones de recortes que el president Puig, por incapacidad, ha dejado perder mientras las listas de espera sanitaria aumentan, los impagos de ayudas sociales se amontonan o el impulso a la economía y los autónomos es absolutamente nulo. Puig, como Eduardo manostijeras, poda y recorta derechos pero con una sonrisa para que pase desapercibido la poda continuada de derechos. Algo igual como cuando sube los impuestos, que no se nota hasta el día que hay que pagarlos, y los valencianos se dan cuenta que pagan más de renta, más por heredar o por construir un patrimonio.

La tercera nota es que cuando se dice que el gobierno de Puig y Oltra no fan res, es algo que los número de la intervención de la Generalitat avalan. Como explica Oltra que se dejó más 19 millones de euros de dependencia por gastar, cuando sigue aumentando diariamente la lista de espera. Como explica Marzà que no construye colegios por que en primaria solo decidió gastar el 38% de su presupuesto y en secundaria el 24%. Como explica, la hoy ministra Montón, que en salud mental solo pagó en ayudas para toda la Comunitat 12.608,96 €. O por ultimo, como el conseller de economía puede justificar que en ayudas a emprendedores de más de 4 millones de euros, solo pagara en el 2017 la cantidad de 33.226 €. Todo eso solo se justifica por un gobierno de PSPV y Compromís que no fa res. Que los derechos de las personas y la prosperidad de la sociedad valenciana está en un segundo plano. Que los enchufes, asesores y altos cargos, bien regaditos de propaganda televisiva son la única y auténtica prioridad.

Las personas no son la prioridad de Puig son el medio para seguir aumentando la administración, para seguir gobernando a golpe de propaganda. Las personas son buenas para pagar impuestos pero deben esperar para recibir servicios. Puig y Oltra cada día dan razones para afirmar que no fan res, y encima no pagan más de 1.600 millones de euros a los valencianos.

*Diputado autonómico del PP