+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

Castellón liberal

135 identidades

No queremos ver cómo nuestros pueblos se convierten solo en escaparates de verano

 

JAVIER Moliner
27/07/2017

En un sublime canto a la tierra y a las raíces, el poeta alicantino Miguel Hernández escribió aquellos versos indelebles de Vientos del pueblo me llevan, vientos del pueblo me arrastran. Un himno que resuena por todo el Mediterráneo cuando en el calendario ya despunta la palabra anhelada: vacaciones.

Somos muchos los que aprovechamos estos días de descanso para regresar al lugar que nos vio crecer, donde tantas buenas historias hemos vivido y tanto le debemos. Como cada verano, los pueblos de esta tierra se llenan de vida, de gente y de actividades. En ocasiones, un sueño vaporoso que dura lo que dura agosto.

Pero, en la Diputación de Castellón, no estamos dispuestos a ver cómo nuestros pueblos se convierten en escaparates de fin de semana o de estío. Queremos mantener cada una de nuestras 135 identidades, cuidar el legado del que tan orgullosos nos sentimos y defender nuestras tradiciones. Y, para ello, necesitamos pueblos vivos durante los 365 días del año. Por eso, entendemos que la administración pública debe actuar como dinamizador del territorio, favorecer la iniciativa privada y sacar adelante políticas que ayuden a crear puestos de trabajo y, con ellos, motivos para que cada vecino castellonense tenga la libertad de elegir donde quiere vivir, con igualdad de oportunidades.

La política debe servir para dar lo mejor de uno mismo y devolver a la sociedad, a nuestros pueblos, a nuestras raíces, parte del valor que nos han dado. Así lo concibo y así lo aplicamos desde el Gobierno provincial, ayudando a nuestros ayuntamientos y ciudadanos a conseguir que, en Castellón, cada día merezca más la pena vivir. Ahora llega la intensa campaña de actividades Viu l’estiu! para dinamizar cada uno de nuestros pueblos, por pequeño que sea, durante el verano. Y, luego, seguimos sumando oportunidades durante todo el año con el más ambicioso calendario de eventos deportivos, con la Llum de la Memòria, con la formación y fomento del emprendedurismo en el interior, mejorando infraestructuras y poniendo en marcha servicios fundamentales para mejorar la calidad de vida de todos los castellonenses como las Unidades Respiro, la teleasistencia, les escoles matineres, el Plan Wifi-135 o el Castellón Senior i Junior.

Son solo algunos ejemplos que comprende el programa #Repoblem, fruto de la mayor apuesta inversora con acento municipalista de esta Diputación, con el firme propósito de frenar la despoblación rural y devolver a nuestros pueblos la vida que necesitan. Porque no podemos renunciar a ninguna parte de nuestra historia, a la verdadera esencia de esta provincia mediterránea, que son sus 135 municipios.

Soplan vientos del pueblo y, con su fuerza, seguimos trabajando por hacer de la provincia de Castellón una tierra de libertad, oportunidades y valores de la que sentirse tremendamente orgullosos.

*Presidente de la Diputación de Castellón