+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

A fondo

2.500 razones para seguir trabajando

Hemos impulsado dos programas de Prácticas No Laborales que están siendo un éxito

 

TANIA Baños
26/06/2017

David tiene 27 años, hace 11 dejó el instituto sin haber terminado la ESO para trabajar en la construcción. Tras el crack de ese modelo económico fallido e insostenible, se encuentra sin formación, sin trabajo, sin oportunidades y casi sin ilusiones. O se encontraba, porque hoy forma parte del proyecto T’Avalem Joves que ha impulsado la Generalitat Valenciana con la colaboración de los ayuntamientos, y durante un año recibirá formación y un salario que le permitirán mejorar su inserción laboral, ganar en autoestima y tener un futuro. Hasta ahora su única alternativa era dejar su tierra para trabajar unas pocas semanas en la vendimia por tres euros la hora.

Marta tiene 28 años, es licenciada en Derecho, tiene dos másters y habla valenciano, castellano, inglés y tiene nociones de alemán. Lo que no tiene es experiencia profesional en los campos en los que se ha formado, más allá de las prácticas universitarias y un par de becas por las que cobraba poco más de 400 euros sin cotizar ni tener derechos. El plan T’Avalem Plus que también acaba de lanzar el Consell le permitirá tener esa primera oportunidad de empleo que le ayude a salir al mercado laboral con garantías tras varios meses trabajando en la administración pública, aportando las ganas y los conocimientos de quien acaba de salir de la universidad.

En el Ayuntamiento de la Vall d’Uixó hemos sido beneficiarios de estos dos programas autonómicos, con una inversión total de más de 600.000 euros. Una cantidad muy importante y que deja claro nuestro compromiso con los jóvenes y nuestra apuesta por proporcionarles unas oportunidades que hasta ahora se les habían negado siempre, obligando a personas como David o Marta a elegir entre trabajos precarios o irse fuera del país.

Lo más lamentable es que hasta ahora se les habían negado estas oportunidades porque el Gobierno valenciano del Partido Popular prefería perder el dinero que Europa destina a estos planes para que no aumentaran las cifras de desempleo juvenil, puesto que uno de los requisitos para que los jóvenes puedan participar es que estén inscritos en el paro.

Esta es una de las diferencias abismales que existen entre que gobierne la izquierda o gobierne la derecha. Una derecha que durante 20 años en la Generalitat ha mirado al otro lado cuando se trata de confiar en los jóvenes y su talento. Un talento joven que ahora vamos recuperando con iniciativas como estas desde los gobiernos del cambio. Y es una de las cosas por las que apoyo al president Ximo Puig como secretario general del PSPV, porque está demostrando que el cambio funciona y es real.

Por ejemplo, en el Ayuntamiento de la Vall d’Uixó ya hemos impulsado dos programas de Prácticas No Laborales (PNL) que están siendo un éxito, ya que la tasa de inserción laboral de los menores de 25 años que han participado es alta e incluso algunos de ellos han tenido que dejarlas antes de terminarlas porque habían encontrado trabajo. Estos resultados nos animan a seguir en esta línea, porque aunque los datos son positivos y en estos dos años de legislatura hay 900 personas desempleadas menos en la ciudad, todavía quedan 2.500 parados. Y eso son 2.500 razones para seguir trabajando cada día.

*Alcaldesa de la Vall d’Uixó