+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

La rueda

La agonía de la vicealcaldesa

 

Cristina Gabarda Cristina Gabarda
01/11/2017

Tenemos una vicealcaldesa que asegura darle agonía compartir espacio y ciudad con la gente que la cuestiona por no pensar como ella. Así lo defiende en redes sociales. Y no es la primera vez que hace un comentario en contra de parte de la ciudadanía o que no representa el sentir mayoritario del pueblo del que es vicealcaldesa.

En la memoria de todos ha quedado su mofa de la religión cristiana y quienes la practican con su meme del tetris. Hace unas semanas, Brancal participó en un acto proindependentista defendiendo la ilegalidad. No sorprende porque los concejales de su grupo, Compromís, acuden en masa a las manifestaciones que abogan por la Independencia de Cataluña. También ha calificado en sus redes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que estaban en Cataluña velando por el cumplimiento de la ley como policías excitados, adiestrados en la violencia, que no entienden nada. Unos policías que, según dijo, venían a ocupar un territorio en nombre de una Constitución que se cae a trozos.

Está visto que los concejales de Compromís solo defienden a ultranza la libertad de expresión cuando coincide con su opinión y que Brancal no se ha enterado aún de que representa a todos los castellonenses, a todos. Lo olvida constantemente, como olvida también que ocupa un cargo de responsabilidad y que representa a nuestra ciudad las 24 horas del día, 365 días del año.

Desde Ciudadanos consideramos que las declaraciones y publicaciones de Brancal son inaceptables. Le hemos exigido en pleno que respete a los castellonenses y le volvemos a indicar que, si tan harta está de aguantar a una parte de la población de esta maravillosa ciudad, dimita, porque los castellonenses también estamos hartos de sus salidas de tono.

Los castellonenses y ahora también los vecinos de Vila-real, porque Brancal no tiene bastante con ofender a quienes supuestamente representa sino que ahora expande su radio de agravios a los pueblos de alrededor. Sin duda, Castellón no merece una vicealcaldesa que no cesa en insultar y ofender.

*Portavoz de Cs en la Diputación y concejala en el Ayuntamiento de Castellón