+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

Tribuna

Año de lecciones

 

Merche Galí Merche Galí
29/12/2017

Cerramos 2017, que ha sido un año de múltiples lecciones. La primera, la de la palabra dada: el relevo en la Alcaldía se desarrolló sin contratiempos. Las críticas destructivas no pueden contra los hechos mientras avanza firme la legislatura. Este equipo de gobierno ha reducido la deuda de 7,3 a 3,2 millones de euros en dos años hasta conseguir el mejor dato de la década. No es que tengamos un interés especial en pagar a los bancos los créditos que dejó el Partido Popular, es que atajar la deuda supone dejar de pagar intereses y destinar el dinero del contribuyente a su bienestar, que para eso paga sus impuestos.

En el 2017 aprendimos también que todo es mejorable. Por ello cambiamos el tráfico en la playa para priorizar a peatones, rehabilitamos la ermita de Santa Quitèria, replantamos la senda del Millars, renovamos la plaza Botànic y Sant Pere y Santa Isabel y Corell... Avanzamos en la reforma de la calle San Jaime, empezamos el trinquete, remodelamos las calles Constitución y Santa Quitèria para hacerlas accesibles, así como varios puntos de la playa, y recuperamos un servicio de limpieza viaria que los recortes del Partido Popular habían reducido al mínimo.

El año que acaba nos ha enseñado que nuestro mejor valor son las personas: Sergi Escobar cumplió su sueño de entrenar al CD Castellón, los Quesos de Almassora revalidaron sus victorias mundiales, la oncóloga Marisa Chust ganó el II Premio Clara Campoamor, Vicente Safont se convirtió en el vecino de más edad, nuestros deportistas pasearon el nombre de Almassora por los podios del mundo. Seguro que la reciente adjudicación de las obras del pabellón de gimnasia traduce el esfuerzo de nuestras deportistas en nuevos éxitos, como los que volverán a cosechar Tambors de Passió y La Esmeralda.

Como dije a los trabajadores del Ayuntamiento de Almassora en el brindis navideño recuperado, les deseo salud, porque el 2017 me ha enseñado que es lo más importante. Y con esta última lección del año encaro los retos del 2018, donde bajar el paro (que por primera vez desde la crisis no llega a las 2.000 personas) y desbloquear el Regina Violant son mis prioridades.

*Alcaldesa de Almassora