+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

A fondo

Con el Botànic II se acabó la austeridad

Les importamos bien poco los valencianos porque colocar a su gente era lo primordial

 

Con el Botànic II se acabó la austeridad -

Elena Vicente-Ruiz Elena Vicente-Ruiz
11/07/2019

Cómo ha cambiado el cuento en cuatro años. Hemos pasado de los anuncios grandilocuentes de la izquierda, de que venían a rescatar personas, a un derroche importante en altos cargos y asesores en la Generalitat valenciana. Con el Botànic II se acabó la austeridad.

Ximo Puig y Mónica Oltra, con sus socios de Podemos, han fijado en 86 las direcciones de las consellerias y han contratado a un total de 116 asesores, esto supone un aumento de 42 asesores respecto a hace cuatro años.

Cuando se reunían socialistas, nacionalistas y populistas no era para poner sobre la mesa los problemas de los valencianos y cómo afrontarlos. El pacto de los sillones estaba fijando su verdadera prioridad: convertir la Generalitat valenciana en una agencia de colocación.

Al Consell de Puig y Oltra, los valencianos les importamos bien poco porque colocar a su gente era lo primordial. He de reconocer que cumplieron con lo de rescatar personas, pero se les olvidó un detalle importante: venían a salvar a su gente.

Y todo esto ocurre mientras los mosquitos están campando a sus anchas, haciendo insoportable disfrutar del verano en las zonas de la costa y dando más de un quebradero de cabeza a los propietarios de los chiringuitos de la playa, que por las molestias que ocasiona esta plaga, posiblemente acaben el verano sin tantas ganancias.

Pero qué más da que a ti te piquen los mosquitos, si Puig y Oltra han conseguido aumentar el gasto en asesores y altos cargos. Y esto lo vas a pagar tu. El Botànic II nos va a costar a los valencianos 12,5 millones de euros anuales en nóminas.

Ellos derrochando en sueldos públicos millones de euros y cada municipio de la provincia de Castellón solo recibirá del Consell 300 euros para luchar contra los mosquitos.

PERO EL CUENTO ha ido a peor. Mientras ellos colocan a los suyos, las listas de espera en sanidad se han hecho interminables. Esta semana veíamos en prensa como en la sala de urgencias del Hospital General de Castellón se amontonaban casi 200 pacientes, a 37 grados y sin aire acondicionado. Pero qué más da que tú tengas que estar horas en urgencias, asándote de calor, cuando ellos han conseguido colocar a más y más asesores.

El cuento solo acaba de empezar. Y ojalá esta historia acabe priorizando las necesidades de los castellonenses y no tanto sus intereses partidistas. A la Comunitat Valenciana y a la provincia de Castellón les iría mejor.

*Secretaria general PPCS