+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

La rueda

Congresos

 

JUAN ANTONIO Mañá Ferrer
29/04/2017

Para quienes no vivan la política desde dentro, los congresos de los partidos políticos pueden parecer una forma de exaltación de cargos o un mero trámite formal. Sin embargo, en los congresos es donde verdaderamente se deciden las políticas de un partido, y donde se definen las líneas de pensamiento y actuación de la formación.

En el último congreso nacional del Partido Popular se decidió que los participantes en los congresos ya no serían los compromisarios elegidos por los afiliados, sino que serían los propios afiliados mediante la fórmula de «un afiliado un voto». Ahora, los afiliados pueden participar directamente en los congresos.

Entiendo que se ha producido un cambio participativo importante, si bien aún no se ha sabido valorar lo positivo del mismo.

Las ponencias que se someten a la aprobación del congreso son las que definen el pensamiento político y las líneas programáticas de futuro, reflejando cómo piensa la mayoría de los afiliados en un momento determinado. Todos los afiliados inscritos en el censo de afiliados tienen derecho a manifestar directamente en el Congreso sus opiniones y a formular enmiendas a las ponencias, sin la mediación de un compromisario que le represente. Pienso que ha sido un cambio altamente positivo.

Decidir cuestiones como la duración de los cargos, sus incompatibilidades, la estructura orgánica y estatutaria, son importantes, pero lo verdaderamente importante son las decisiones sobre las ideas y pensamientos, adoptadas con la participación directa y libre de todos los afiliados.

Estoy seguro de que en el futuro, esta fórmula, que representa un ejercicio de democracia interna, aportará un fructífero debate sobre quiénes somos, qué y a quiénes representamos, qué queremos y hacia dónde vamos.

Esta participación directa requerirá que nuestros líderes tengan que esforzarse, más aún, en trasladar a cada uno de los afiliados las ideas y programas, y para ello será necesaria una mayor relación personal con las bases. Esa relación personal, directa y abierta, será la que sentará las bases de pensamiento futuro.

*Portavoz del PP en Benicarló