+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La rueda

Cuestión de coherencia

 

Samuel Falomir Samuel Falomir
11/07/2019

Donde dije digo, sigo diciendo lo mismo. Desde que entré en política y en el Ayuntamiento, hace ya 12 años, siempre he mantenido la misma postura: estoy aquí para trabajar al 100% por l’Alcora, sin medias tintas.

Es a lo que siempre he aspirado, por lo que no he querido otros cargos que exigieran una gran dedicación, por atractiva que fuera la oferta. No lo he hecho cuando los resultados electorales me han permitido estar al frente del gobierno municipal, ni cuando la ciudadanía me ha situado en la oposición. Y es que tengo la convicción de que compatibilizar cargos, estar aquí y allá, va en detrimento de los intereses de l’Alcora y los alcorinos y alcorinas.

Tanto estar en el gobierno como en la oposición exige tiempo y dedicación, requiere estar informado de todo lo que pasa, del día a día, requiere estar a pie de calle, escuchar y atender a la ciudadanía, y lo requiere a lo largo de los cuatro años que dura la legislatura, no unos meses antes de las siguientes elecciones. Es ahí donde se ve quién está por el interés general del pueblo y quién por intereses particulares o partidistas. Digo esto porque en plena campaña electoral, hace apenas un par de meses, escuché a varios candidatos a la alcaldía decir y repetir como un mantra que habían decidido centrarse en l’Alcora. Me alegraron estas manifestaciones, la verdad. «Más vale tarde que nunca», pensé. Finalmente, parece que no será así.

EL TIEMPO DA Y QUITA razones, eso es incuestionable. Será la ciudadanía la que valore y decida si está satisfecha con el trabajo realizado. Lo que puedo asegurar es que los socialistas de l’Alcora vamos a cumplir nuestra palabra, estamos trabajando desde el primer minuto por y para nuestro pueblo, sin otro objetivo ni interés que mejorarlo y optimizar el bienestar de los vecinos.

Estamos esforzándonos al máximo para cumplir nuestro programa, de hecho, en estas primeras semanas ya hemos iniciado los trámites para hacer realidad 5 de los compromisos reflejados en el mismo y hemos mantenido las primeras reuniones para materializar otros tantos. El camino puede ser largo, pero ya se sabe, cuanto antes se empieza...

Sobre todo, vamos a seguir pisando la calle, gobernando con cercanía, transparencia y humildad.

Cada uno tiene sus metas y objetivos en la vida, está claro, pero creo que, ante todo, se ha de ser coherente con lo que se piensa, se dice y se hace.

*Alcalde de l’Alcora