+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

Editoriales

El difícil concepto de integración

 

21/08/2017

Ni los padres, ni los vecinos, ni los amigos ni los educadores que habían tratado con ellos entienden lo que les ha pasado en los últimos meses a los autores de los atentados de Barcelona y de Cambrils. Todos apuntan a Abdelbaki Es Satty, hasta junio imán en Ripoll, como el desencadenante de su radicalización y el cerebro de la célula que tenía el cuartel general en Alcanar. Cualquier joven, como cualquier persona, es vulnerable de entrar en la espiral de la violencia, sea a través de cualquier veneno, ideológico, nacional o religioso. Los únicos culpables son los autores de los hechos delictivos probados ante la justicia. Y los que les hayan incitado a ello son tan culpables como ellos. Lo que la cultura democrática no puede permitir en ningún caso es que esa culpa se traslade a ningún colectivo, sea en base a su nacionalidad o a su confesión religiosa. Las comunidades musulmanas y las marroquís están dando suficientes muestras estos días de que entre ellos y los terroristas hay el mismo vínculo que entre los católicos y los alemanes con el nazismo.

En este punto surge el eterno debate sobre la integración de los inmigrantes. Hay que decir que algunos de los terroristas ya no son ni inmigrantes, sino nacidos aquí. Más bien, por tanto, deberíamos hablar de la integración de las diversas tradiciones culturales y religiosas que conviven en una misma comunidad política. Demasiadas veces se trata a todos los marroquís como musulmanes, atendiendo solo a su identidad religiosa y dejando de lado otras muchas dimensiones de su vida. La integración no es solo garantizar los derechos básicos de quienes pagan impuestos aquí habiendo nacido en otro lugar. Es también respetar hasta considerar tan propias como otras sus costumbres o sus expresiones culturales.

 
 
1 Comentario
01

Por vicentboschipaus 12:10 - 21.08.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

I aquells joves que pel salari i no tenir per menjar que s'apunten als exercits de l'OTAN i els fan anar a exportar la "democràcia" a qualsevol país que no siga afí al FMI i el converteixen en runes, que són i qui són els culpables. Morts ni una, ni ferits tampoc. Que el timó no ens deixe veure el volcà!