+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

Tribuna

Por ellas, por todos

 

MERCHE Galí
01/03/2017

Almassora inicia este viernes la programación de la Setmana de la Dona, enfocada en esta edición a la salud como elemento indispensable para el progreso de la sociedad. La oferta de actividades es más amplia que nunca porque también crece nuestro empeño por llevar la concienciación sobre la igualdad a todos los rincones del municipio.

Ello, evidentemente, pasa por el campo de la educación. Nada mejor por tanto que iniciar las celebraciones con la II Nit a la Biblioteca. Estamos convencidos de que un niño que lee arrastrará a la edad adulta los valores de la tolerancia, empeño que he mantenido desde que accedí a la Concejalía de Igualdad, la primera en la historia democrática de Almassora, y que les aseguro que defenderé cuando deje el cargo.

En ese camino aposté el año pasado por crear el premio Clara Campoamor-Dones per la Igualtat, un galardón que recayó en la maestra Ana María Martinavarro y que en esta segunda convocatoria será para la oncóloga Marisa Chust, quien fuera su alumna en la infancia. A sus sobrados méritos en la investigación contra el cáncer, que la han llevado hasta el servicio de Oncología Radioterápica del IVO, se une el sentimiento común de quienes la conocen bien: «es una gran persona». Por ti, Marisa, por todos los vecinos de Almassora que trabajáis para mejorar la vida de los demás en un constante esfuerzo de progreso hemos confeccionado la programación de la Setmana de la Dona. Sin caer en tópicos y buscando la igualdad en todos los campos. Yoga, cine, charlas nutricionales, teatro, zarzuela o el concurso de autorretratos forman parte de la oferta diseñada para esta semana que pretende concienciar sobre la verdadera igualdad.

No quiero olvidarme en este punto de todas esas vecinas de Almassora que son víctimas de la violencia machista, la cara más amarga de la desigualdad y una de las lacras de la que no escapamos. Afortunadamente, el protocolo Viogen, el seguimiento que realiza nuestra Policía formada en ese ámbito y la educación valores respetuosos trabajan para aplacar el terrorismo de género, el peor ejemplo de la condición humana.

*Teniente de alcalde de Almassora