+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

Los lunes al sol

Fuertes resonancias

 

Amparo Panadero Amparo Panadero
14/01/2019

Feminismo: Principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre. Patriarcado: Predominio o mayor autoridad del varón en una sociedad o grupo social. Machismo: Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres. Es preciso entender qué significan estos términos, muy usados y, en el caso del feminismo, muy vapuleado, aun siendo el único que defiende la igualdad entre mujeres y hombres.

La actualidad está marcada por estas palabras, pero solo una está siendo manipulada y desprestigiada. Porque cada vez que avanza el feminismo, que avanzamos las mujeres, el patriarcado se revuelve, se altera y frena cualquier movimiento. Ahora, con esta derecha que necesita a la ultraderecha y el fascismo para llegar a los gobiernos, los derechos de las mujeres van a sufrir un gravísimo retroceso.

El machismo, el autoritarismo de Vox y la negación de la violencia de género han colmado el rechazo a esta formación emergente de la ultraderecha. Este neofascismo ha llegado para quedarse, para derogar leyes tan importantes como la Ley Integral contra la Violencia de Género y todos los departamentos institucionales de Igualdad. Niegan una violencia atroz que desde 2003 cifra en más de 900 las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas. Sin sumar a los menores asesinados y las mujeres fuera del entorno familiar. Por ser mujeres. Es repugnante negar esta realidad, manipular y mentir a la ciudadanía. Compartir viajes políticos e institucionales con quienes vierten tantas aberraciones contra la igualdad y derechos de las personas, es ser cómplices de las nuevas plagas que van a castigar a las mujeres y también a los hombres.

La feminista y antropóloga mexicana Marcela Lagarde decía que hay un gran enojo machista al avance social de las mujeres: «Se enojan por las leyes a favor de las mujeres, porque haya un presupuesto de género, porque ocupemos espacios en política; y cada espacio genera una resonancia fuerte de ira contra las mujeres». Lagarde recuerda que las instituciones y la sociedad deben cambiar porque el orden interpuesto «refuerza esa tolerancia a la violencia y el papel de la mujer a la obediencia». Vox califica el feminismo como una revuelta, una amenaza para la España que quieren «unir y limpiar». Nos quieren calladas, solas, sumisas, y ya han comenzado a llovernos piedras.

*Periodista