+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

Tribuna

Que hablen los niños

 

MARÍA Tormo
18/02/2019

Cuando trabajas con niños aprendes cada día. Soy maestra del colegio Embajador Beltrán, y disfruto a diario del torrente de creatividad, sinceridad y espontaneidad que derrochan mis alumnos. Es precisamente a ellos a los que he querido escuchar con el objetivo de que nuestro pueblo crezca en la dirección que ellos plantean.

Así es como nació Dibújame Almassora, una actividad con la que nos planteamos recoger quejas, necesidades e iniciativas que tuvieran como protagonistas a nuestros niños. Trabajar por Almassora atendiendo a la diversidad de nuestros vecinos, mayores, jóvenes, adultos y ¿por qué no? niños.

A través de dibujos he recogido una avalancha de propuestas. Y desde aquí quiero daros a todos las gracias porque estos son ahora mis deberes. Un largo listado de demandas que, sin duda, tienen una clara prioridad: el colegio Regina Violant.

En marzo se cumplirán cuatro años desde que licitamos las obras. Este mes de marzo, PSPV y Compromís han anunciado la adjudicación del contrato. Deseamos que se cumpla este calendario y las obras se inicien cuanto antes, porque el Regina Violant, como piden nuestros niños, es inaplazable.

La construcción de colegios es, sin duda, una demanda masiva, junto a la mejora de nuestro entorno. La limpieza de nuestras calles y el acondicionamiento de parques y jardines deben recibir una mayor inversión, al igual que hemos de atender las necesidades de nuestras instalaciones deportivas.

Este mes de febrero hemos presentado una moción para que nuestros deportistas disfruten de césped nuevo en los campos de Boqueras. Una iniciativa que PSPV y Compromís han rechazado para el campo de fútbol-8.

Seguiremos reivindicando las mejoras que nos transmitan nuestros vecinos. Como hemos hecho con los vecinos de Boqueras, con los deportistas que utilizan el polideportivo de la Garrofera, con los vecinos que reclaman el derribo del edificio 167, o con las demandas de los residentes de la playa o de Botànic Calduch. Porque soy consciente de que en política se está para servir y dar la cara.

*Candidata del PP en Almassora