+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

EL DIRECTOR OPINA

Interpretación de tendencias

 

José Luis Valencia José Luis Valencia
28/06/2016

Querido lector:

Ya tenemos resultados. Y muy jugosos para el análisis político en todos los ámbitos, tras el pronunciamiento real de la ciudadanía. He aquí algunas conclusiones de Castellón y de la Comunitat Valenciana.

1.- Las encuestas. Las empresas demoscópicas han fallado estrepitosamente. No por culpa de la técnica de medición estadística, sino por el amplio porcentaje final de indecisos y por un voto oculto que no gusta declararse, ni en las israelitas.

2.- La tentación autonómica. Traspasar estos resultados a la realidad autonómica no es sino una proyección, muy del gusto de los medios, pero solo una proyección. No obstante, la inclinación del voto es indicativa. El PP sube bastante más de lo previsto por ellos mismos y sus contrarios y la formación de Isabel Bonig recupera voto del suflé Ciudadanos, muy apreciable en tan solo seis meses. Por su parte, la coalición A la Valenciana no ha funcionado y la abstención no es más que una rácana excusa. Afianza su sorpasso al PSPV ya conseguido en las pasadas convocatorias pero se estrella porque decrece en votos a pesar de la incorporación de EU (IU), que se ha autoguillotinado. De los integrantes del Pacto del Botánico, en la evolución entre las dos elecciones solo salva los muebles, en tendencia de voto no de diputados y menos de senadores, el PSPV de Ximo Puig.

3.- La proyección municipal. También una quimera, pero la tendencia importa. En la provincia de Castellón es similar a la de la Comunitat. El PP de Moliner vence en 112 de 135 municipios y lo que para ellos importa, esa proyección municipal daría posibilidad de cambio a gobiernos de centro derecha en más municipios que en 2015 (Burriana, Benicarló, Onda, Nules... salvo variables localistas). A la Valenciana igualmente consolida su segunda posición, pero se aleja de la ilusión de la primera al decrecer y el PSPV apunta crecimientos como el de la capital de Amparo Marco.

4.- Pluralidad. Aun con todo, con más o menos correcciones, el multipartidismo se consolida, la necesidad de pactos será una constante en el futuro y la madurez política de nuestro sistema será una exigencia en todos los ámbitos territoriales.