+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

Mantener la guardia alta

 

No por repetido en menos vital. La sociedad no puede, no debe, bajar la guardia frente al covid-19. Lo demuestran brotes surgidos en puntos de Cataluña y Madrid o la propia Comunitat Valenciana desde que la desescalada del confinamiento ha avanzado, y lo prueba ahora en Castellón, en la primera semana sin estado de alarma, el detectado en el barrio San Lorenzo de la capital de la Plana. Un encuentro entre familias para celebrar San Juan parece haber sido el detonante del foco, una cita en la que, al parecer, participaron personas que viajaron desde Lleida, donde el virus continúa presente y se han tomado medidas por ello.

Un centenar de ciudadanos que habrían estado en contacto con los 16 nuevos positivos de Castelló están siendo objeto de seguimiento para tratar de evitar males mayores, que haya más contagios.

Es solo un magro consuelo la idea planteada ayer por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien dijo estar convencido de que, de haber una nueva oleada en otoño, será menos intensa que la vivida en los últimos meses. Mientras, la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, hizo ayer un llamamiento a la cautela. Pidió un trabajo en equipo de todos los castellonenses, precisamente para no bajar la guardia, para mantener todas las medidas de seguridad, la distancia social, el uso de mascarillas, el lavado de manos... como herramientas para frenar una renovada expansión de la pandemia, de un virus que sigue ahí, como repiten con insistencia las autoridades sanitarias.