+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Tribuna

Muelle del Centenario: dársena norte

 

Muelle del Centenario: dársena norte -

JUAN JOSÉ Monzonís Martínez
04/11/2018

En el mes de agosto de 1965 llegué al Puerto de Castellón como ingeniero para proyectar y dirigir la construcción de las obras que estaban previstas iniciar en el mismo, con el fin de completar el proyecto inicial del año 1905.

En el año 1966 redactamos un anteproyecto, la ampliación del Puerto por el norte prolongando el dique de Levante mar adentro y luego paralelamente a la costa, formando así una nueva dársena: la dársena norte.

Bien, esa dársena con su muelle durmieron el sueño de los justos en el archivo de proyectos del Puerto. Entonces las obras que se ejecutaban en los puertos dependían de la decisión del Ministerio de Obras Públicas exclusivamente, y con los recursos tan limitados de que se disponía, las obras importantes solo se ejecutaban en los grandes puertos (Barcelona, Valencia, Bilbao, Tarragona, etc.); y Castellón, por su tráfico de mercancías y por sus ingresos ocupaba uno de los últimos puestos.

Tuvieron que pasar más de 30 años para que la idea de ampliar el Puerto por el norte pudiera hacerse realidad con una nueva dársena exterior.

En el año 1999 se inauguró, siendo presidente del Puerto Jaime Babiloni, el muelle de la Cerámica: muelle para graneles sólidos, construido para dar respuesta a la demanda de instalaciones adecuadas en la descarga de materias primas para la industria cerámica, (principalmente arcillas blancas y feldespatos); pues los muelles del Puerto de siempre, los de la dársena comercial con su calado de 8 metros, no permiten el atraque de grandes buques y se perdía competitividad en el sector, pues había que desviar esos buques a otros puertos, con el consiguiente sobrecoste del transporte de las materias primas por carretera, o bien traer al Puerto de Castellón esas materias primas en barcos de reducidas dimensiones, lo que suponía en los fletes un precio más alto por tonelada métrica.

La entrada en funcionamiento del muelle de la cerámica, con 12 metros de calado, supuso un antes y un después. En poco tiempo el 90% de las materias primas de importación para el sector cerámico se descargaron en el Puerto de Castellón, mejorando la competitividad del sector.

En febrero del 2001 volví al Puerto de Castellón como presidente de la Autoridad Portuaria.

El día 2 de abril del 2002 celebramos el centenario de la constitución de la Junta de Obras del Puerto de Castellón, efeméride que aconteció el día 2 de abril del año 1902.

Pues bien, qué mejor fecha que esa para colocar la primera piedra de un nuevo muelle para mercancía general que daría también respuesta a la exportación de azulejos (productos cerámicos en general), que en esa fecha se efectuaba casi al 100% por otros puertos, fundamentalmente por el de Valencia.

También de esta forma mejoraríamos la competitividad del sector cerámico castellonense al disminuir drásticamente los costes de transporte por carretera de los contenedores de azulejos. A este muelle le dimos el nombre de muelle del Centenario.

Pronto aparecieron en el mismo las nuevas grúas y resto de maquinaria para la manipulación de los contenedores, hasta entonces desconocidas de nuestro puerto. El Puerto de Castellón, con la puesta en funcionamiento del muelle del Centenario (se inauguró el día 15 de diciembre del 2004), entró en la modernidad.

Actualmente, el 50% de la exportación de baldosas cerámicas que se efectúan por mar, lo hacen por este muelle del Puerto de Castellón, que dispone de 5 grúas portacontenedores. Pero es que poco a poco ese porcentaje va subiendo.

El sector cerámico español, que es lo mismo que decir el sector cerámico castellonense, dispone de un puerto que ha dado una respuesta positiva a todas sus demandas de tráfico marítimo, tanto para las materias primas, como para los productos acabados.

La construcción de la dársena norte supuso una ampliación del Puerto de Castellón que lo transformó en un gran puerto.

Tengamos en cuenta que pasar de los escasos 8 metros de calado, que es el de la dársena antigua a operar en la dársena norte con 12 y 14 metros de calado es un HITO impresionante.

En los primeros años del siglo XXI este fue el primer hito del Puerto: la construcción de la dársena norte.

El segundo hito fue más espectacular: la construcción de la dársena sur. Otro día hablaremos sobre ella.

*Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón de 2001 al 2015