+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

La rueda

Nuevo estilo de gobernar

 

JUAN ANTONIO Mañá
08/04/2017

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Benicarló no solo ha aprobado con tres meses de retraso el presupuesto municipal, sino que además lo ha aprobado con el informe en contra de la Intervención municipal.

Pero por si ello no fuera suficiente, también han aprobado, en el mismo pleno, una modificación de la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento (RPT) con el informe en contra de los sindicatos, del técnico del área, del secretario, y también de la Intervención municipal, la cual, además, había determinado la suspensión de la tramitación del expediente. Y lo más grave, la han aprobado sin levantar el reparo de la Intervención antes de la aprobación.

Nosotros les pedimos, tanto en la comisión informativa como en el pleno, la retirada del punto del orden del día, al entender que no estaba concluso el expediente por no haberse subsanado el reparo, ni formulado discrepancia, ni proponer levantar el reparo. Nos hicieron caso omiso y elevaron directamente al Pleno la aprobación. Si entendía la señora Escudero, en contra del informe de la Intervención municipal, que no procedía la fiscalización del expediente, debían ser los Técnicos municipales quienes lo determinaran y no ella, por mucha jurisprudencia que dijera haberse estudiado, siendo además lega en derecho.

Los concejales estamos para adoptar decisiones políticas pero en el marco de los informes técnicos, so pena de incurrir en responsabilidad. Considero que ya han incurrido en responsabilidad omisiva aquellos que votaron a favor de la propuesta, pues la aprobación de una propuesta de resolución con reparo suspensivo de la Intervención, siendo además un reparo subsanable, considero determina un expediente incompleto dada la suspensión.

Y la no subsanación, la no formulación de discrepancia, ni consecuente propuesta de resolución de la discrepancia, y su aprobación directa por el pleno, puede determinar la nulidad de pleno derecho del acuerdo por defecto procedimental. Opino que hay que hacer bien las cosas, y las prisas y el orgullo son los mejores aliados de los errores, pero cometer errores por no pedir informes es una temeridad.

*Portavoz PP Ayuntamiento Benicarló