+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Opinión

 

La rueda

Saber perder

 

Araceli de Moya Araceli de Moya
12/10/2019

Es más que evidente que el PP de Oropesa, acostumbrado a ganar las elecciones municipales durante años, cuando las pierden, no saben ni encajarlo con deportividad, ni sentido crítico y mucho menos, con clase. Y lo demuestran a la mínima oportunidad que tienen. Como es el caso del saber estar en nuestras fiestas patronales.

Nuestra patrona la Virgen de la Paciencia, nuestra reina de las fiestas, su corte de honor, damas y acompañantes, la Cofradía de la Virgen de la Paciencia y resto de vecinos y vecinas de Oropesa, no se merecen desprecios ni desplantes.

La verdad es que la vieja política jugaba de esta guisa y el portavoz del partido popular de Oropesa, que sigue anclado en el siglo pasado, no se ha dado cuenta de que además de no servir para su pretendido boicot al nuevo equipo de Gobierno, su actitud de mantenerse al margen en ocasiones principales solo le deja en evidencia a él y a su partido.

Señores y señoras, no siempre se gana, y sobre todo hay que saber perder cuando así lo deciden las urnas y las reglas del juego democrático que nos hemos dado todos los españoles. Harían bien de aprender estas lecciones, porque una cosa es predicar y otra dar trigo.

Como bien saben, los políticos somos el fiel reflejo de la sociedad a la que representamos. En nuestra mano está hacerlo de forma democrática y sin estridencias. De hecho, debemos dar ejemplo de comportamiento cívico y democrático. Que una sociedad que vive en democracia acate las reglas del juego está en nuestras manos.Vivamos pues con normalidad los cambios que se respiran en Oropesa y trabajemos todos, desde el gobierno y desde la oposición, por el pueblo de Oropesa del Mar.

Cuando lean esto, estaremos desfilando en honor a la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil. El equipo de gobierno estará ahí. Que siga la fiesta, que el color de la fiesta la da el pueblo, los vecinos; porque la presencia de los políticos de turno, nuestra presencia, no es más que el respeto a los ciudadanos a los que representamos, cosa que el PP en 20 años de mandato parece no haber aprendido. Las instituciones son del pueblo y no de quien las preside en un momento determinado.

*Primera teniende de alcaldesa en Orpesa y portavoz de Ciudadanos